Hakanson busca el aro del Fuenlabrada en el partido del domingo. / pankra nieto

«Estaremos tranquilos con 12 victorias»

Hakanson huye de la euforia tras el abultado triunfo ante el Fuenlabrada y avisa que «un equipo de nuestra liga no se nos puede escapar en Miribilla»

Robert Basic
ROBERT BASIC Bilbao

El Bilbao Basket hizo un partido casi perfecto contra el Fuenlabrada, en el que descargó toda su furia y se llevó por delante a un rival que no pudo aguantar las embestidas de un equipo desatado en la anotación y duro en defensa. Ganar con contundencia conllevó una dosis extra de confianza, que vendrá de maravilla a los hombres de negro. «Habíamos sufrido mucho, sobre todo en ataque. Fallábamos y no estábamos cómodos», confiesa Ludde Hakanson un día después de que el equipo metiera 109 puntos al conjunto madrileño y sellara su mejor producción ofensiva en los 40 minutos de juego desde que está en la ACB. El Surne presenta un balance de 4-4, pero el base sueco huye de los triunfalismos y aconseja seguir sudando cada acción. «Estaremos tranquilos con 12 victorias».

Después de cuatro derrotas seguidas en la ACB –Granada, Breogán, Baskonia y Tenerife–, el Bilbao Basket agradeció las ventanas FIBA, pudo entrenar con relativa tranquilidad y recuperar a los lesionados para imponerse con claridad al Fuenlabrada. «El equipo trabajó mucho estos detalles», apunta Hakanson en referencia al acierto en la anotación. «Yo estaba con la selección, pero sé que incidieron en este aspecto. Nos salió un partido fantástico», aludió a la productividad ofensiva. Va paso a paso y no mira más allá del próximo compromiso, aunque asume que el Bilbao Arena tiene que ser una fortaleza. «Es donde hay que ganar, sin olvidar que fuera debemos ser consistentes también. Un equipo de nuestra liga no se nos puede escapar en Miribilla».

«Me siento con confianza»

La actitud mostrada el domingo es el camino a seguir. «Salimos mentalizados. Tenemos que hacerlo siempre de esta manera», puntualiza el sueco, quien señala que todo parte de una «buena defensa. Eso hace que el rival no esté cómodo, como le pasó al Fuenlabrada. Cuenta con mucho talento, pero se dio cuenta de que le costaría sacarlo». Ahora solo piensa en el Zaragoza y en dar continuidad a las buenas sensaciones generadas en Miribilla.

Después de meter 24 puntos a Estonia y 29 a Israel con Suecia, Hakanson anotó 22 ante el Fuenlabrada. «Me siento bien, con confianza. Antes de las ventanas también la tenía, pero después de estar con la selección, más».