Hakanson tendrá que multiplicarse en Lugo por la ausencia de Radicevic. / PANKRA NIETO

El Surne deberá reinventarse obligado por las lesiones contra un rival con tiro y rebote

La ausencia de Radicevic y el estado de Sulejmanovic, «que no está al cien por cien», condicionan al Bilbao Basket en su visita al Breogán

J. F. CACHORRO

Una vez más, el Bilbao Basket afronta otro partido con problemas médicos en la plantilla. la baja de Nikola Radicevic, de baja dos semanas por la lesión sufrida en el tobillo contra el Granada, obliga de nuevo a aprovechar todo lo que se pueda a Ludde Hakanson como director de equipo, porque no tendrá el relevo del base serbio, y a que el escol

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores