Pankra Nieto

Superioridad incontestable

Xabi Madina
XABI MADINA

Volvió la competición europea a Miribilla y lo hizo de la mejor manera posible. Cómoda victoria del Bilbao Basket, que se mantiene invicto y en cabeza de su grupo. El Bahcesehir no dejó una imagen demasiado competitiva y estuvo todo el partido a merced de un Bilbao Basket mucho más sólido en todas las facetas del juego.

DOMINIO

Primera parte sin mucha historia, con un Bilbao Basket demostrando su superioridad desde el salto inicial. Un 17-4 de parcial es la mejor manera de comenzar un partido, con Hakanson, Alonso y Sulejmanovic dominando el juego. La única mala noticia fue precisamente la torcedura de tobillo del interior bosnio, aliviada en el segundo cuarto con su vuelta a la cancha. Lo turcos parecían los convidados de piedra a una especie de entrenamiento con público en el que ni siquiera eran capaces de utilizar las faltas como argumento defensivo. La segunda personal de los visitantes llegó a cinco segundos para terminar el primer cuarto, con 19-9 en el marcador, lo que deja bien claro el nivel de intensidad con el que saltaron a la cancha de Miribilla. A los quince minutos la ventaja local ya era de veinte puntos, con Hakanson dominando el ritmo del partido. El otro punto de interés estaba en la rotación en el puesto de base, con Radicevic fuera de la convocatoria. Ponsarnau escogió a Smith para ese rol, dejándolo fuera del quinteto inicial, y el norteamericano no se mostró especialmente cómodo como director de juego.

ACELERADOR

La segunda mitad debía servir para dilucidar si lo del Bahcesehir era un problema de falta de intensidad, calidad o de ambas cosas. Los visitantes solo podían mejorar en cuanto a ritmo de juego y poco a poco fueron metiéndose en el partido. Por el Bilbao Basket, solo Andersson parecía entonado tras el paso por los vestuarios. Y llegaron entonces los minutos de inspiración triplista de los turcos, con Ozmizrak y Arslan como ejecutores. Su 5 de 8 en el tercer cuarto metió el medio en el cuerpo a los locales, que quizá aflojaron un poco antes de tiempo y se vieron obligados a volver a pisar al acelerador. Liderados en ataque por Hakanson, Smith y Reyes, los de Ponsarnau aseguraron una victoria sin sobresaltos que les deja en cabeza de su grupo en la competición continental.