«Esta semana ha sido difícil convivir conmigo»

Álex Mumbrú, durante la rueda de prensa previa al RETAbet-Real Betis /JMC
Álex Mumbrú, durante la rueda de prensa previa al RETAbet-Real Betis / JMC

El técnico del RETAbet no acepta que el desánimo pare a su equipo y confía en que ante el Betis «las cosas salgan»

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

La mala uva con que dejó el pabellón Pisuerga hasta le apagó ligeramente en la escapada relámpago que hizo hasta Charleroi para visitar a su amigo Axel Hervelle y conocer a su hija. Se sentía herido por algo que no había visto hasta entonces en sus hombres. «El desánimo nos paró», recuerda Álex Mumbrú, quien reconoce que «esta semana ha sido difícil convivir» con él. El técnico de los hombres de negro ha archivado esa sensación, ha participado junto al resto de su elenco en la autocrítica y no quiere volver a ver cómo su equipo «se deja llevar».

Con todo el roster disponible para recibir al Real Betis, con Dani Martín entrando en la lista en lugar de Unai Mendikote, cedido al Almansa -«quedarse no era lo mejor para él»-, el preparador barcelonés adelanta que no habrá transformación alguna en el Bilbao Basket. «No confío mucho en hacer cosas solo para un partido. Seguiremos nuestra línea, como harán ellos. Lo que cambia es el escenario», argumenta enfatizando el poder del efecto Miribilla en el partido dominical (12.00). Y rebobina. «Los dos en su pista hemos caído. No acabamos de estar fluidos. Si somos capaces de hacer un buen partido las cosas saldrán».

En ello influirá, claro que la bola no se muestre tan caprichosa y pase más por el aro cuando la batería de triplistas de Miribilla lanzan con todo a favor y sin trabas. «Cuando hemos perdido hemos tenido porcentajes bajos de fuera y tiramos más. Tiene su lógica, los rivales se cierran y si no estamos acertados lo hacen aún más. Tenemos buenos jugadores interiores pero necesitan espacios y si no metemos es casi imposible buscarles si las defensas no salen y se abren». Un galimatías que debe Mumbrú resolver en la pizarra con variantes y opciones que lleven a sus hombres a superar la presión al balón, otro de los lastres que padecen.

Cerrado el plazo de incorporaciones, el RETAbet es de los pocos equipos punteros que ha mantenido intacta su lista. «Palencia y Palma dos jugadores, también Lleida, Ourense... Nosotros no hemos movido ficha por dos motivos: confiamos en lo que tenemos. Y aunque claro que hemos estado pendientes del mercado no olvidamos que estamos sumergidos en un proceso concursal y un fichaje podría entenderse como una irresponsabilidad», sostiene Álex Mumbrú.

Rechaza «perder tiempo» haciendo cábalas, pensando en los posibles vaivenes que le quedan por vivir al amplio pelotón que comandan los hombres de negro en busca de la segunda plaza y los tres puestos restantes con factor cancha favorable en los play-off. Mumbrú tampoco hace distinciones ante un calendario complicado que reserva aún salidas a canchas complicadas. «También venimos de jugar contra cinco o seis de play-off. Lo importante es que cada vez estemos un poco mejor y el equipo lo note. Por momentos también somos duros y subimos las líneas», lo que espera que sus hombres confirmen ante un líder con pie y medio en la Liga Endesa. «En estos partidos la motivación el jugador ya la lleva dentro», remata.