Álex Mumbrú quiere «seguir creciendo desde la defensa» para ganar al Granada

Álex Mumbrú, durante un partido./
Álex Mumbrú, durante un partido.

Álex Mumbrú aventura un partido «complicado» este domingo en Miribilla ante un recién ascendido formado por «un bloque de jugadores nacionales», con la estructura de la temporada pasada y «bien reforzado»

J.A. PÉREZ CAPETILLO

El RETAbet Bilbao Basket cierra su 'annus horribilis', el 2018 que le ha conducido hasta la LEB Oro, este domingo en Miribilla (12 horas) con un interesante choque ante el Coviran Granada, conjunto con dos victorias menos que los hombres de negro. Álex Mumbrú considera a su próximo oponente como un equipo «muy complicado. Es un rival que está jugando muy bien. Han mantenido a ocho jugadores y se han reforzado con Josep Pérez, Guillermo Rubio, Sergio Olmos y Joan Pardina. Saben bien a lo que juegan y es un conjunto competitivo que nunca se para», expresó, antes del entrenamiento de la tarde en la misma pista del Bilbao Arena. Por eso, por la dificultad que entraña el compromiso, espera que el Bilbao Basket siga «la línea de mejoría» que lleva últimamente.

Los andaluces, que vienen de ganar al colista Prat por 85-54, son un equipo nuevo en esta categoría tan equilibrada, con todos sus jugadores con la nacionalidad española. El técnico insistió en su comparecencia en que el Granada «es un rival muy peligroso. La gente puede no respetarle porque es un recién ascendido, pero es capaz de ganar en Palma por casi 20 puntos (60-78). Va a ser un partido complicado y estamos preparados para ser competitivos». Con toda la plantilla en buen estado para la decimoquinta jornada de Liga, Mumbrú y sus jugadores aguardan a un club que «apuesta por un bloque de jugadores nacionales. Han continuado casi con el mismo plantel, teniendo muy clara su estructura y sabiendo cuál era el camino que querían. Va a ser un rival muy difícil», repitió. Respecto a la fórmula a usar en Miribilla de cara a buscar la undécima victoria, el entrenador catalán subrayó que «está claro que nosotros somos más destructores de juego y crecemos desde la defensa. La excelencia ofensiva irá llegando a poco a poco».

Los hombres de negro entienden lo que quiere su entrenador a medida que avanza la temporada y van quitando «sus tics porque cada uno es de un padre y de una madre», manifestó Mumbrú, que avisa de que el domingo habrá enfrente un Granada que «dependiendo de quien tengan en pista juegan de una manera o de otra. Hay que estar atentos todo el partido». De la Junta Extraordinaria de Accionista de este viernes resaltó que «nosotros nos dedicamos a la parte deportiva. Cada uno se dedica a lo que se tiene que dedicar. Nosotros tenemos que pensar en lo que nos toca». Y eso es el choque ante el Granada después de «parar pocos días por Navidad».

Matulionis

Por su lado, Osvaldas Matulionis espera ante el Granada «ganar y nada más. Va a ser un partido difícil porque ellos juegan muy bien». El lituano desea continuar la senda de la última jornada en Melilla, donde «jugamos muy bien casi todo el partido y estamos muy contentos. Después de perder en Palencia estamos más agresivos en defensa y somos mejores en la pista». El jugador del Bilbao Basket apela a «jugar duro para ganar» y a desgastarse en esas labores destructivas porque «si juegas bien en defensa hay otros cuatro compañeros que pueden anotar».

 

Fotos

Vídeos