«Es un rival muy complicado, ya nos sacó los colores en su casa»

Mumbrú da indicaciones a sus jugadores. /XAVI BONILLA
Mumbrú da indicaciones a sus jugadores. / XAVI BONILLA

Alex Mumbrú recuerda la derrota en Palencia en la fase regular y apela al efecto Miribilla para el arranque del play-off de ascenso

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Más allá de la victoria conseguida en Barcelona para cerrar la fase regular de la Liga LEB Oro, Alex Mumbrú miró al próximo viernes. Al estreno del play-off. No quiere el técnico del Bilbao Basket ver la serie de una manera global, sino que prefiere pensar en que, en menos de una semana, el Bilbao Arena abrirá sus puertas para acoger el primero de los duelos de la fase por el salto de categoría. Apeló, en ese sentido, al factor Miribilla ante un rival «muy complicado». «Tiene presupuesto y está hecho para subir. Y en su casa nos sacó los colores», reflexionó el preparador catalán, aunque en su mente solo maneja el duelo que abre esta carrera por el regreso a la ACB.

Y ahí estará la gente. El próximo viernes 10 de mayo. En Miribilla, con la ventaja de campo para los hombres de negro. «Hemos luchado como jabatos para tener el factor cancha. Era fundamental para nosotros. Estoy convencido de que el efecto Miribilla, ése que todo el mundo envidia en Europa, va a estar con nosotros. Confío en llenar Miribilla, que va estar con nosotros. Vamos a estar preparados», proclamó Mumbrú. Y siguió con su llamada a la hinchada. «Nunca nos ha dejado solos. Es fundamental. El efecto Miribilla es fundamental, jugar con nuestra gente, jugar en Miribilla, estar arropados», pidió, antes de detenerse en la escuadra castellana.

Sin pensar en la Final Four

La definió como «muy ,muy complicada». «No han estado del todo bien, tiene jugadores veteranos, que saben a los que juegan. Será un play-off muy, muy difícil. Tienen jugadores expertos, un presupuesto grande. Están hechos para estar arriba desde el minuto uno. Cuando se pudieron reforzar, ficharon dos jugadores. Saben a lo que juegan, tienen un buen entrenador. Será muy difícil, pero no tenemos que pensar más allá del partido del viernes».

¿Final Four? Palabra tabú para el técnico barcelonés. «Es que no podemos pensar en eso. Tenemos un partido en una semana, en Miribilla, contra un rival que en su casa nos sacó los colores. Es un rival muy complicado, que no ha estado del todo bien durante la temporada. Han tenido un cambio de entrenador, y nos estuvimos jugando la Copa contra ellos. Es un rival complicado», reiteró el preparador.

Mientras tanto, el encuentro de ayer en Barcelona no le dejó un buen sabor de boca al técnico catalán. Cabeceó al recordarlo. «Era un partido muy difícil para nosotros porque no nos jugábamos nada matemáticamente. Es un partido complicado de jugar, y hemos estado sin la actitud y la actividad que me hubiera gustado. Y ya pensando en el siguiente rival, que es el Palencia». El viernes, el primer asalto.