Borrar
Jugadores del Bilbao Basket hacen piña después de un partido en Miribilla. a. arrizabalaga
El RETAbet se reconstruye en tres semanas

El RETAbet se reconstruye en tres semanas

Lolo Encinas, segundo de Álex Mumbrú, habla de la 'mini pretemporada' que realiza el equipo con la idea de ponerse a punto ante la fase clave del calendario

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Viernes, 12 de febrero 2021, 00:26

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Por primera vez en lo que va de año, el RETAbet está entrenando al completo. El parón por la Copa y las ventanas FIBA han venido de maravilla a los hombres de negro, cogidos con pinzas en varias fases de la temporda debido fundamentalmente a las lesiones y también algún que otro contagio. Las tres semanas de las que dispondrán para trabajar -están consumiendo la primera- les servirán para conjuntarse, ajustar las cargas físicas e interiorizar las nuevas tácticas. «Estamos volviendo a construir un equipo», describe de esta forma tan gráfica el actual proceso de puesta a punto Lolo Encinas, segundo de Álex Mumbrú. Sobre todo valora que por fin «estamos todos juntos» y que las sesiones puedan desarrollarse con todos los integrantes de la plantilla.

Es verdad que no todos están al cien por cien, casos de Ondrej Balvin, Ludde Hakanson y Quentin Serron, pero el cuerpo técnico espera que al término de este paréntesis puedan responder bien físicamente en la pista. Encinas desglosa el plan hasta el 27 de febrero, día en el que el Bilbao Basket retomará la competición y lo hará en la cancha de un rival directo como el Acunsa GBC. «La idea es hacer una 'mini temporada, aprovechar para entrenar todos juntos. Esta semana cargamos mucho físicamente y también profundizamos en la táctica. Trabajaremos todos los días», explica el donostiarra, quien avanza que Miniotas irá convocado con la selección de Lituania. «Solo es uno», se consuela.

La plantilla acude a Miribilla, donde empieza con las labores diarias entre las 10 y las 10.30 horas y acaba entre las 14.30 y las 15 horas. «Llevamos mucha tralla entre la ACB y Europa y lo hacemos todo por la mañana. Combinamos trabajo físico y táctico. Hay gente como Balvin, Serron y Hakanson que necesitan coger el ritmo. Los dos primeros volvieron con pocas sesiones, con poco volumen de trabajo. Necesitan entrenar», explica Encinas. Aclara que gente con muchos minutos hará cargas distintas. «Tenemos que conjuntarnos y ejercitarnos como equipo», acota.

El donostiarra está de acuerdo con que los primeros 20 minutos contra el Barcelona son el camino a seguir, solo que ahora deben convertirse en 40. «Lo vamos a conseguir apretando mucho durante estas semanas, entrenando todos juntos para llegar con la gasolina a tope a la fase que nos viene». Los próximos tres compromisos son claves en la lucha por la supervivencia: GBC, Betis y Estudiantes. «Ahora empieza una nueva Liga de 15 partidos y queremos estar lo más arriba posible. Vamos a por los 15», apunta Encinas. De todos modos, sabe que los más inmediatos marcarán en gran medida el futuro del RETAbet. «Puede ser que estos encuentros valgan el doble por la situación en la que están ellos y nosotros».

El ánimo del vestuario no es el mejor, algo lógico teniendo en cuenta los malos resultados, pero empieza a remontar porque la enfermería se vacía y la pista se llena. «Nos ha pasado de todo este año, pero ahora al vernos todos juntos estamos con confianza. El grupo es bueno y trabajador. Estamos volviendo a construir un equipo», reitera Encinas.

El Acunsa se coloca con cinco victorias tras ganar al Estudiantes

El Acunsa GBC consiguió un triunfo fundamental ante el Movistar Estudiantes (81-79) que le permite colocarse con cinco triunfos en el casillero, uno más que el RETAbet y los mismos que el Betis y el propio conjunto madrileño. Eso sí, el cuadro estudiantil aún tiene pendiente disputar dos encuentros aplazados. La victoria de los guipuzcoanos añade un poco más de presión a los hombres de negro, que visitarán precisamente la cancha de los donostiarras el próximo 27 de febrero. Una auténtica final que los jugadores de Álex Mumbrú deberán ganar para dar un paso adelante, armarse de confianza y dotar de un valor doble al posible triunfo porque ya superaron al GBC en Miribilla. Es una cita clave en sus aspiraciones de salvación.

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios