RETAbet patrocinará 10 años más al Bilbao Basket

Xabier Maribona posa en la sede central de RETAbet en el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia./Pedro Urresti
Xabier Maribona posa en la sede central de RETAbet en el Parque Científico y Tecnológico de Bizkaia. / Pedro Urresti

La empresa quiere «compartir emociones» junto a la franquicia de Miribilla, con la que cierra un nuevo acuerdo de colaboración para la próxima década

JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Mañana es el día elegido para que el acuerdo vea la luz. Para la foto de rigor. La anterior no tuvo desperdicio. Koldo Mauraza, entonces presidente del Bilbao Basket, y Xabier Maribona, máximo responsable de RETAbet, flanqueados por el diputado general, Unai Rementeria, y el titular de la cartera foral de Desarrollo Económico Imanol Pradales. Se ponía de manifiesto el acuerdo alcanzado para el patrocinio a largo plazo de la franquicia de Miribilla. El descenso a la LEB dejó sin validez aquel acuerdo, pero ni ello, ni la entrada en el proceso concursal ha asustado al sponsor nominal del club. Al contrario. RETAbet confirma un nuevo contrato por diez años que sirva como colchón, pulmón y razón para la confianza en los hombres de negro.

Así lo reconoce Xabier Maribona. «El anterior contrato quedaba rescindido si el equipo descendía y así sucedió en verano. Además, el hecho de entrar en concurso de acreedores dejaba al club en una situación muy especial. Pero tras analizar la situación les mostramos nuestra voluntad de seguir ayudando con un nuevo contrato». En el que llama la atención su duración. Una década. «Será por diez años, en el que contemplamos tanto si el equipo está en LEB como en ACB. Para nosotros, la LEB tiene una repercusión muchísimo menor mediáticamente, pero retocando algo las condiciones no ha sido tanto como el descenso de ese impacto mediático».

El máximo responsable de RETAbet analiza la bonanza de esta noticia y su efecto transversal. «Sirve para transmitir al club, instituciones, otros patrocinadores, jugadores y demás que vamos a garantizar un apoyo a largo plazo. Lo primero que tienen que hacer es resolver esa situación concursal, porque si entras en liquidación no hay más que hacer. Pero queríamos contribuir a poner la primera piedra de este nuevo proyecto sin ser un problema en caso de que en el futuro llegaran patrocinadores más fuertes. Es un acuerdo y una colaboración flexibles. Que el patrocinador principal siga creo que es una gran noticia y por diez años, que en sí es un mensaje».

Garantía para el presupuesto

En estos casos no suelen trascender las cantidades pactadas, pero Maribona reconoce que «si se vuelve a ACB se mantendrá lo que había firmado. Y en LEB se garantiza que se llegue a un presupuesto para llevar bien el año con el presupuesto que manejan en torno a 1,2 millones, si llevan bien la pata de los abonos y aficionados. Así, el administrador concursal debería ver que en LEB este año hay viabilidad». Y no es baladí que el sponsor no haya aprovechado el descenso y la entrada en concurso de acreedores para ver una gran puerta abierta por la que marchar con su dinero a otra parte. «Conociendo al equipo, los gestores, con las cláusulas firmadas, tenemos confianza y la demostramos. No sólo en el club, también como mensaje para otros patrocinadores que quieran sumarse. Para alguien nuevo podía ser más hándicap. Y a quien hay que convencer ahora es al administrador concursal. Nosotros hemos puesto una red importante al equipo».

Con este nuevo contrato, ambas entidades prolongarán hasta los veinte años su relación, que ha pasado por etapas de diversas intensidad. «Llevamos diez años operando y en todos hemos estado con el Bilbao Basket. Mientras no tuvimos licencias para operar en toda España no pudimos coger el patrocinio nominal, ni viajar con la publicidad. Estos dos años con el nombre en la camiseta estamos muy cómodos con los gestores del club, somos una empresa de aquí y el baloncesto es menos pasional que el fútbol. Se nos ha conocido por toda España por el Bilbao Basket. En ACB es un buen vehículo comercial. En LEB es mucho más pequeño, pero nos abriremos a otras ciudades. En cualquier caso, en la labor social que hacemos entendemos el basket como un buen instrumento. Tenemos decenas de solicitudes de patrocinio, pero hacerlo con el Bilbao Basket en la situación que está tiene un plus», apunta Maribona.

A la hora de prolongar esta colaboración se mezclan barómetros. Es complejo analizar las consecuencias positivas del patrocinio, pero se tienen muy en cuenta aspectos de índole personal. «Medir el retorno de estos patrocinios es imposible. Hemos tenido muchos patrocinios y nos hemos ido quedando con el basket. También es mucho cómo te traten. El Bilbao Basket nos ha tratado muy bien. No es medible pero ves lo que cuesta y aporta y hay un componente de labor social que debes hacer. Hace tiempo que entramos en beneficios y devuelves un poco al deporte que al final es también de lo que vives».

Subirse al carro

En la actualidad, raro es es el equipo de fútbol o baloncesto sin vinculación con una empresa de apuestas deportivas. El Baskonia se sumó a esta tendencia nominal el pasado curso. «Hacemos mucha publicidad y la hemos concentrado en Euskadi donde somos líderes del mercado. Están empezando a entrar muchas empresas con inversiones muy potentes on line a nivel mundial. Contra esas es muy difícil competir. Nosotros nos centramos en lo nuestro y prueba de que debemos hacerlo bien es que hay competencia que se ha subido al carro de patrocinar otros equipos».

El reclamo del juego en la sponsorización es un asunto delicado. «Nuestro nuevo slogan es 'emociones compartidas'. Estos patrocinios siempre tienen gente en desacuerdo. Y también gente muy agradecida. No hacemos televisión, ni campañas agresivas. Sólo patrocinamos a un equipo de baloncesto que tiene problemas económicos. Y este año el objetivo es garantizar la viabilidad en LEB. Y ya veremos otros escenarios cuando se pueda subir, que habrá que pelearlo».

De aquella foto junto a la cúpula foral, antes citada, se desprende, según Xabier Maribona, un legado. «Que el equipo siga activo no deja de ser porque todos estamos apoyando. Un equipo funcionando tiene más valor que un equipo liquidado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos