El RETAbet ya es equipo de ACB

Carlos del Campo, el segundo por la izquierda, representó al RETAbet en la asamblea de la ACB. /ACB Media
Carlos del Campo, el segundo por la izquierda, representó al RETAbet en la asamblea de la ACB. / ACB Media

La patronal de clubes aceptar la documentación presentada por el Bilbao Basket, que confirma su ascenso

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

«Hemos vuelto». Es el lema de la campaña de abonados del Bilbao Basket para la próxima temporada. Y desde este martes por la mañana , el RETAbet puede decir que ha regresado a la ACB. Los hombres de negro ya son equipo de la Liga Endesa. Debían cumplir con los obligatorios trámites, presentar documentación, abonar el llamado valor de participación y una serie de datos que la patronal de clubes ha avalado en su asamblea de esta mañana en Barcelona. El equipo vizcaíno ya está en la máxima categoría del baloncesto español, en la competición más potente por detrás de la NBA.

Hace mes y medio, en un Bilbao Arena que se vistió de caldera, consiguió el ascenso deportivo. Sin embargo, quedaban varios trámites. Por ejemplo, salir del concurso de acreedores, algo que logró tras llegar a un acuerdo con los acreedores ordinarios, con una quita del 80%, y con los privilegiados, que accedieron a aplazar la deuda y abonarla en ocho años. Todo salió como estaba previsto, de la manera correcta y tras revisar los documentos presentados, el Bilbao Basket ya ha sellado su salto a la ACB. Tras un año en el infierno, pisa de nuevo la Liga Endesa.

Entre los requisitos que se debían cumplir, además de salir del concurso de acreedores como logró a finales de junio, debía abonar el antiguo canon de la ACB, tasado en alrededor de 1,7 millones de euros. Se puede abonar en cuatro años; esto es, a razón de alrededor de 425.000 euros por ejercicio. Este curso, por tanto, ha pagado esa cantidad, y el resto se restará del montante que el club recibirá cada temporada de la patronal de clubes. En lugar de percibir, por ejemplo, 800.000 euros, entraría en sus arcas una cantidad cercana a los 375.000.

A pesar de que restaba este trámite, la actividad en el club de Miribilla no se ha frenado. Ni mucho menos. La entidad de negro trabaja en la configuración de la plantilla para Alex Mumbrú. Se han concretado los fichajes de Rafa Martínez, uno de los abanderados del proyecto, y Axel Bouteille, que llega desde el Limoges como tirador. También se ha renovado a una parte de la plantilla del ascenso; el base Schreiner, el escolta Jaylon Brown y el pívot Ben Lammers. Queda por oficializarse la contratación de Sergio Rodríguez, procedente de Ourense, Balvin, pívot del Gran Canaria, exjugador del Sevilla, y las renovaciones de Iván Cruz y Tomeu Rigo. De este modo, queda por contratar un base, y también un cuatro.