Borrar
Hlinason desciende del 'azulito' frente a la Sala BBK. Maika Salguero
El remoto hogar de un hombre de negro que es pastor y nunca tiene frío

El remoto hogar de un hombre de negro que es pastor y nunca tiene frío

Baloncesto ·

El documental 'Kindur (ovejas)' muestra la granja familiar en Islandia del pívot del Surne Tryggvi Hlinason, situada a 40 kilómetros del pueblo más cercano

José Félix Cachorro

Bilbao

Miércoles, 24 de abril 2024, 21:51

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En un 'azulito' de los de Bilbao comenzó el divertido viaje en forma de documental a una remota granja de Islandia. Un hombre rubio, de 215 centímetros, desembarcó del pequeño autocar este miércoles en la Gran Vía, donde le esperaban decenas de personas con gran expectación. El personaje era el pívot del Bilbao Basket Tryggvi Hlinason, aclamado por toda la plantilla del Surne a su llegada. El gigante nórdico fue ayer el protagonista en la Sala BBK, donde se proyectó 'Kindur (ovejas)', un mediometraje producido por la ACB sobre la visita del ex hombre de negro Rafa Martínez a la casa de su antiguo compañero .

En la película, narrada de forma amena con los comentarios entre los dos baloncestistas, muestra la vida, costumbres y paisaje del hogar de los Hlinason, situado a 40 kilómetros del pueblo más cercano. Martínez bromea al llegar y dice que 'la casa debe de ser esta, porque no hay más». Tryggvi le presenta al visitante a su familia y le enseña a montar a caballo, una isla donde pesca su familia, una bella cascada, las 350 ovejas...

El 'cinco' del Surne comenzó tarde a jugar a baloncesto, con 16 años, y cree que «me hace falta aprender». Estudió electricidad para solucionar posibles averías en la explotación familiar, en la que funciona hasta un generador de la II Guerra Mundial. Las escenas se desarrollan en verano con «un frío que te cagas», según Martínez, aunque su anfitrión puntualiza que «has tenido mala suerte porque también hay sol». Lo dice quien, en un viaje a Moscú, con mucha nieve en el aeropuerto, bajó del avión en pantalón corto, recordó Jaume Ponsarnau en el diálogo posterior a la proyección. El pívot sostiene que en Euskadi «no llueve mucho, prefiero este clima que los 35 grados de Valencia».

'Kindur (ovejas)' es un simpático vistazo a la aislada granja y sus habitantes. Los protagonistas hacen pádel surf y se bañan, con neopreno, en un embalse pegado a las casas, y se relajan en una sauna al aire libre. En un lugar donde «se trabaja doce o trece horas al día», la familia Hlinason prepara truchas que luego venderá a restaurantes y cuida su ganadería. Allí retorna cada verano la torre del Bilbao Basket para trabajar con sus ovejas en el norte lejano, a siete horas en coche desde Reikiavik.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios