En el RETAbet creen que «ya se puede hablar de la Copa»

En el RETAbet creen que «ya se puede hablar de la Copa»
Fernando Gómez

El austriaco, al que le gustaría «jugar por un título», desconfía de un Canoe que juega bien en «un pabellón pequeño y diferente a los que conocemos»

J. A. PÉREZ CAPETILLO

Atrás queda la bonita imagen del domingo de los hombres de negro con gorros de Navidad y rumbo al túnel de vestuarios tras la victoria ante el Granada. Fue en el último partido del pasado año. Con el público más que satisfecho. Ahora, existe el deseo de repetir sensaciones en el primero del 2019, este viernes (20 horas) en la pista del Canoe. Los de Mumbrú son segundos a solo dos jornadas para el final de la primera vuelta y ahora mismo con plaza en la final copera. Con once victorias y cuatro derrotas, como el Huesca y el Palencia, y a la estela del líder Betis, los jugadores del RETABet Bilbao Basket se sienten a gusto.

Así lo trasladó este martes Thomas Schreiner antes del entrenamiento de la tarde en Miribilla. «El domingo hicimos un partido muy sólido y estamos muy contentos», subrayó. El equipo que dirige desde la cancha con Javi Salgado, la mejor defensa de la LEB Oro, se esmera mucho en esta faceta de destrucción «porque es nuestro primer objetivo. Las últimas semanas hemos hecho una mejor defensa. Hemos sido capaces de defender 40 minutos y por eso hemos ganado los tres últimos partidos. Es importante empezar bien y duros en defensa. Los otros equipos también juegan, y el Granada comenzó acertado con un triple a tablero y otro en el último segundo», recordó, para justificar la razón de las primeras ventajas de los nazarís.

El ZTE Real Canoe puede ser el siguiente club que compruebe las virtudes de los hombres de negro, que se las verán con un recién ascendido en el que milita el exjugador del club bilbaíno Borja Mendia. Los madrileños presentan un balance de siete encuentros ganados y ocho perdidos. Como cada rival del Bilbao Basket, el cuadro amarillo llega contra los hombres de negro tras cosechar una victoria al medirse en su último choque al Prat, a quien le costó ganar por 72-75. «El de Madrid es un partido complicado en el que hay que ganar, porque si no lo hacemos estos tres últimos partidos ganados no sirven de nada. Es un pabellón pequeño y diferente a los que conocemos. Ellos juegan bien en su casa, donde solo han perdido dos encuentros. Tenemos que jugar muy bien para tener opciones», advirtió. Satisfecho por la reacción desde la derrota ante el Palencia, expresó que «no hemos hecho nada hasta ahora. Es importante, después de perder, entrenar más y mejorar».

Los jugadores bilbaínos se encuentran cada vez más enraizados a su esquema de trabajo sobre la pista, en el que la defensa es gran parte de su ideario. «Luego, ya vamos a tener nuestra racha porque tenemos talento en ataque. Es un buen camino a seguir», sostuvo el austriaco. Y esa senda les conduce al Bilbao Basket cerca de la Copa, de la que «se puede hablar ya. Queremos ganar los dos partidos. Primero pensar en Madrid, donde espero que ganemos, y luego hablamos del siguiente», dijo prudente, antes de reconocer que «estaría bien jugar por un título». Y como también lo hizo Álex Mumbrú tras su rueda de prensa del domingo en el Bilbao Arena, Schreiner habló de la marea negra: «Es impresionante tener un pabellón con más de 7.000 personas que siempre están ahí y apoyan. Es más fácil jugar así en casa. ¡Ojalá podamos llenar el pabellón algún día con 10.000 personas!».