Los primeros pasos de Javi Salgado en el cuerpo técnico del RETAbet

Javi Salgado, con Mumbrú y el resto del equipo técnico. / J.M. Cortizas

El de Santutxu repasa sus sensaciones en su nuevo papel en la estructura del Bilbao Basket

JOSÉ MANUEL CORTIZASEnviado especial. Carcavelos

Juega compulsivamente con la correa del silbato, como hace la inmensa mayoría de entrenadores. Charla con Álex Mumbrú y Lolo Encinas y pasa a ocuparse de su parcela a pie de obra, esta vez en el parqué del Pavilhao Fidelidade, anexo al Estadio Da Luz, donde las secciones de fútbol sala, baloncesto y hockey patines hacen acopio de galardones para el Museo del Benfica, que lleva el nombre de Cosme Damiao. Javi Salgado levantaba hace un par de meses el trofeo que acreditó al RETAbet como ganador del play-off de ascenso a ACB. Ahora ha cruzado la línea, viste distinto de los jugadores y aprende a vivir el basket de otra manera.

Reconoce que le cuesta, que raro es el día que no se le pasa por la cabeza que es él quien debería seguir a las órdenes de Mumbrú como capitán del equipo, de corto, repartiendo asistencias y tratando de hacer mejores a sus compañeros. Todo eso ha pasado. En plena fase de reciclaje repasa sus primeras sensaciones con elcorreo.com, y habla del pálpito que le producen los hombres de negro que en tres semanas ya estarán jugando de nuevo en la Liga Endesa.

Pero antes hay que culminar la pretemporada y al Bilbao Basket, aún sin Balvin y Sulejmanovic, le aguarda desde hoy un duro test en Lisboa. Tres partidos en 65 horas. El primero esta noche (22.00, hora española) contra el Benfica, anfitrión del torneo en el que también jugarán los de Mumbrú contra Gran Canaria y Estudiantes.