Barcelona-Bilbao Basket (domingo, 12.30 horas)

Ponsarnau pide a sus jugadores «ilusión» para «volver a encontrar nuestro juego»

El técnico del Surne Bilbao Basket reconoce la «frustración» por la derrota en Girona

J. A. P. CAPETILLO

Jaume Ponsarnau se sintió contrariado y frustrado hace unos días tras la justa derrota de los hombres de negro ante un Girona en racha. Lo reconoció nada más terminar aquel partido y también en la sala de prensa de Miribilla en el previo del encuentro de este domingo en el Palau Blaugrana (12.30 horas). Los hombres de negro visitan, con escasas opciones de jugar la Copa, a un Barcelona que está a otro nivel. «Hemos sido un equipo que ha tenido frustración cuando ha recibido una derrota importante, pero enseguida ha encontrado el camino para creer en el trabajo porque trabaja bien y ha dado un paso adelante. Reconozco que esta semana ha costado más. Nos afectó, la ambición del encuentro, que era muy alta para todos. Al jugar un partido en el que estuvimos tan mal, en el que el otro equipo nos superó en tantas cosas, todos hemos tenido cosas para lamentarnos y para enfadarnos. La continuidad de la semana, después, ha sido positiva y el equipo ha mostrado otra vez una capacidad buena para mentalizarse», expresó, contento por la vuelta de Niko -Radicevic-.

Aspirante a la Euroliga

Ponsarnau transmitió el evidente potencial de un Barcelona que juega otra Liga y que comparte el liderato con el Real Madrid y el Baskonia, a quien superó el jueves en el Buesa Arena en partido europeo. «Jugamos contra uno de los mejores equipos y más físicos de Europa. Es aspirante a ganar la Euroliga y la ACB. Nos faltarían elogios para definir su calidad. El Madrid tiene un poco más de talento y el Barcelona un poco más de calidad. Nos tenemos que preparar para enfrentarnos a un equipo que tiene unas armas perfectas para hacernos daño», advirtió, sin darle importancia a que los catalanes disputaran un encuentro duro de Euroliga ya que «el Barcelona jugó en Vitoria con muchas rotaciones, con hombres que se han quedado sin jugar y otros con talento físico y capacidad para jugar el jueves y también el domingo. El Barcelona se juega cosas, querrá ser primero de la Liga antes de acabar la primera vuelta y nos hace pensar que nos vamos a encontrar a un Barcelona super mentalizado. Y tenemos que responder con nuestra mentalidad. Tenemos que encontrar nuestro juego ya que el Barcelona es un equipo que te lo pone difícil para encontrarlo. Necesitamos inspiraciones para tener la posibilidad de competir».

Frustración

Entonces, Ponsarnau volvió a hacer referencia a la dolorosa derrota en Girona. «Hubo frustración. En el inicio del tercer cuarto metemos una canasta y estamos allí. De repente, ellos nos castigan el plan. Fallamos los mejores tiros y no dimos la imagen que teníamos que dar. Luego llega la autoflagelación del entrenador. Era un partido muy complejo porque el Girona era un equipo extraño y entramos en frustración. El equipo no merecía hacerse más daño de la cuenta, pero es ambicioso, responsable, está comprometido y quiso hacerse daño. No supimos encontrar el compromiso en el momento delicado del partido», reflexionó. E invitó a que su plantilla se olvide cuanto antes de ese enfrentamiento. «En lugar de lamentarnos, vamos a vivir ahora un partido chulo y bonito contra uno de los mejores equipos de Europa, en una de las pistas más emblemáticas de Europa. Bilbao Basket va a representar a esta ciudad en una cancha tremendamente tan difícil», consideró.

Equipo físico

Lo que más repitió en su comparecencia fue en lo de «encontrar ilusión de jugar contra todos estos adjetivos calificativos positivos. El Barcelona nos va a poner en dificultades por físico, táctica y plan de partido. Contra quienes más hemos tenido dificultades ha sido contra los equipos más físicos», recalcó, obviando ya la palabra Copa porque insistió en «encontrar nuestro mejor juego. Esto es consecuencia de otras consecuencias y mejor que nos centremos en nosotros mismos. En la ambición de cada uno está la palabra Copa, en la mía lo mejor está en encontrar lo mejor de nosotros mismos. Nos merecíamos haber puesto sobre la mesa poner la palabra Copa, pero no nos ganamos tras el partido de Girona mantener esta palabra encima de la mesa», se sinceró.

Radicevic

El técnico catalán, que espera que su equipo no se vaya del partido, recupera para este encuentro al base serbio Nikola Radicevic, algo que estima de mucha relevancia. «Hemos tenido una dificultad muy importante, como es la lesión de Niko, un hándicap. Para llevar esos malos momentos es importante la dirección -reconoció que Hakanson se tuvo que multiplicar llevando anotación y dirección-. Agustín -Ubal- ha crecido, pero ha habido momentos puntuales con lesiones que le han influido en la potestad dentro del partido. Estas dificultades, con Niko podemos afrontarlas mejor. A ver si encontramos solidez en la respuesta. En la recuperación de Niko hemos sido todo lo pacientes que teníamos que ser. Necesitamos el mejor Niko para afrontar el periplo duro e intenso que va a venir. Es muy buen base», concluyó.

Antes de la rueda de prensa de Jaume Ponsarnau que tuvo lugar en la pista del Bilbao Arena la presentación del acuerdo de patrocinio del Bilbao Basket con IMQ, con la participación en el acto de Javier Aguirregabiria, director General del grupo IMQ, y de Isabel Iturbe, presidenta del club.