Ponsarnau da instrucciones a los hombres de negro en un tiempo muerto. / efe

«Contra el Madrid tenemos que aprovechar nuestros momentos buenos al máximo»

Jaume Ponsarnau considera que los hombres de negro deberán jugar con mentalidad colectiva para superar al líder de la Liga en un Mirbilla que estará reventar

J. F. CACHORRO

Los hombres de negro se enfrentan mañana (21.00 horas) al Real Madrid en Miribilla en uno de los choques más esperados de la afición vizcaína durante la temporada. Será un duelo muy complicado porque los blancos marchan primeros en la Liga Endesa y en su grupo de la Euroliga, y cuentan con una plantilla de estrellas en todos los puestos. El entrenador del Surne, Jaume Ponsarnau, afirma que «nos tenemos que preparar para jugar contra un Madrid que está al cien por cien. Sabemos que va a haber un buen ambiente y, en estos contextos, equipos de la calidad del Madrid encuentran la máxima motivación. Hay cosas que vamos a intentar aprovechar, apuestas que vamos a tener que hacer, pero tiene que ser un partido donde encontremos nuestros máximos».

Los jugadores del Bilbao Basket tendrán a su favor un pabellón prácticamente lleno, ya que esta mañana solo quedaban por vender poco más de cien entradas. Miribilla volverá a ser una caldera y Ponsarnau destaca precisamente la importancia dell apoyo del público a los suyos. «Es un partido de reto, un reto para todo el mundo del equipo. Y por lo que veo, también todo el mundo de nuestro entorno. Nuestro público va a venir con mucha ilusión , están casi todas las entradas vendidas... No hay ninguna duda de que el equipo está ilusionado. Lo importante es que lo hagamos como equipo, porque si queremos ganar al Madrid cada uno por su cuenta... es imposible. Cada uno con su papel, cada uno con sus virtudes, pero todos juntos... jugadores, técnicos y Miribilla», asegura el técnico catalán.

Ponsarnau cree que la victoria sobre los merengues solo será factible si se realiza una actuación en la que prime el espíritu colectivo y se rentabilicen las oportunidades ofensivas. En este sentido, dice que los rivales «mantienen una filosofía defensiva donde hay un jugador que es absolutamente determinante, el más determinante de Europa, que es Tavares. A esta filosofía este año están aportando un trabajo de más calidad. El hecho de que ellos tienen muchos partidos por delante y que quieran jugar con una plantilla larga, y aprovechando los momentos en los que ellos no encuentren inspiración, nosotros podemos encontrar un momento bueno, y esos momentos buenos hay que aprovecharlos al máximo».