Borrar
Ponsarnau hace autocrítica: «No hemos entrenado en un tono adecuado para competir mejor»

Ponsarnau hace autocrítica: «No hemos entrenado en un tono adecuado para competir mejor»

El técnico del Bilbao Basket asume la responsabilidad de no realizar el trabajo idóneo con su plantilla antes del choque de Miribilla ante el colista Palencia

J. A. P. Capetillo

Viernes, 3 de mayo 2024, 12:48

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Faltan solo tres jornadas para el final de la fase regular de la Liga Endesa y al Surne Bilbao Basket, con la salvación en la mano, le restan dos encuentros como local en Miribilla. El primero de ellos es este sábado (18 horas) ante el colista y ya descendido Zunder Palencia. Jaume Ponsarnau se mostró autocrítico antes de este choque y busca, tras los últimos contratiempos en modo de lesiones, que su plantilla sea más reconocida a la que se vio hace una semana en Girona. No lo tiene muy claro tras lo difundido en la comparecencia de prensa previa.

«Hemos tenido el percance de Rabaseda durante la semana con un proceso vírico y otro percance pequeño con Renfroe», descubrió Ponsarnau, quien cree que ambos podrán jugar ante el Palencia. Trasladó su satisfacción después de la operación exitosa de Adam Smith y respecto a Hornsby apuntó que «será difícil que juegue». Además, a la larga lista de obstáculos que se le presenta al Bilbao Basket en este final de Liga, sumó que «con Denzel Andersson se están dosificando los entrenamientos. La intencionalidad del grupo está siendo buena, pero si bajas la marcha para que los jugadores te lleguen bien al partido eso te condiciona el resultado del trabajo. No hemos podido entrenar en un tono adecuado para competir mejor», reconoció, como siempre, sincero.

Nada contento

La rueda de prensa, celebrada en el Bilbao Arena, se centró en esta semana de entrenamientos bastante enrevesada para preparar en condiciones un partido de Liga. «Era la ilusión, la de poder usar esta semana para reconducir las cosas. Pero no estoy nada contento. Asumo la responsabilidad de no sacar un trabajo adecuado para contar con los máximos jugadores posibles. Aun no estando bien, hay un factor positivo: jugamos en Miribilla y no vamos a jugar solos», encontró como uno de los escasos factores optimistas.

El técnico sí aseguró rotundo que «la mentalidad no está en que el equipo esté de vacaciones, pero no estamos sacando un buen trabajo», repitió una vez más antes de advertir que «cada partido tiene motivaciones y ahora está en peligro nuestra plaza número 11. Y eso está identificado. Aprovechando el factor de jugar en casa tenemos que sacar toda la fuerza que podamos. Sería un error también pensar que ellos no tienen motivación. Cada jugador del Palencia la tiene. Tienen uno de los mejores cincos de la liga y pólvora. Tenemos que respetar al equipo que va a venir si queremos tener alguna opción. En defensa es un rival muy táctico», señaló sobre el próximo adversario.

Terminar bien

El entrenador catalán insiste en terminar con el máximo número posible de triunfos, pero las circunstancias juegan en contra. «El accidente es que en un partido se nos lesionen tres jugadores, es muy grave. Y porque llegue en un momento en el que los deberes están hechos tenemos que estar contentos y es significativo de la buena temporada que hemos hecho. Queremos terminar bien y lograr la mejor clasificación. Ahora identificamos que no estamos bien y queremos ser lo más competitivos que podamos. No soy un entrenador que venda los mundos de Yupi. Vamos a apelar a que nos jugamos cosas», solicitó, de cara a un final liguero más acorde al desarrollo del ejercicio.

El Palencia no será un adversario sencillo a pesar de su clasificación. Ya sorprendió en la primera vuelta a los hombres de negro y sumó ante ellos una de sus únicas cinco victorias ligueras. Los de Miribilla, ahora mermados, deberán tener cuidado ante un conjunto sin presiones que se lo puso también muy complicado hace unos días al Baskonia. «Tenemos que pensar en que vamos a jugar ante un equipo más liberado con jugadores que van a encontrar su momento. Nos ha faltado fuerza y calidad. En Girona no hubo duda del compromiso del equipo, porque si no nos ganan de 30. Lo intentamos y nos tuvieron que meter canastones que metieron, y nosotros no las canastas fáciles«, concluyó, con el recuerdo cercano de una derrota que quiere eludir ante el colista.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios