Unicaja-Surne Bilbao Basket (Miércoles, 21.30 horas)

Ponsarnau asume que no podrá contar con Radicevic en Málaga

«La escena que nos espera en Málaga es muy física», advierte el técnico del Bilbao Basket

J. A. P. CAPETILLO

Jaume Ponsarnau compareció en la sala de prensa de Miribilla justo después de Francis Alonso. Consciente de la dificultad del envite en este estreno en 2023, a pesar de que su equipo rivaliza en casi todos los choques como demostró en Miribilla ante el Real Madrid, acentuó que «el Unicaja está compitiendo muy bien. Si ya era muy difícil de ganar, este año han encontrado una fórmula que les da mucha competitividad. Es un equipo muy físico con equilibrio entre talento y actividad, con una defensa muy bien construida y es difícil hacerles canastas». El Unicaja es ahora mismo el club con más recuperaciones y el que mejor porcentaje tiene en tiros de dos. «Es un equipo que en ataque estático elabora y construye, pero tiene mucho contraataque y roba muchos balones. Tienen un nivel de solidez más alto en la defensa que en el ataque, con mucha versatilidad en sus pívots y encuentran pronto buenas situaciones. Todo esto te requiere más atención. Tienen la baja de Lima y sus pívots van a ser más polivalentes. Y tienen dos especialistas defensivos de nivel top en Europa (Alberto Díaz y Perry). La escena que nos vamos a encontrar es muy física y hay que responder físicamente a este partido», consideró en el análisis del contrario.

La Copa no es una obsesión

Ponsarnau, como dato perjudicial, hizo saber que «tiene pinta de que Niko (Radicevic) no llega. Vamos a intentarlo hasta última hora. Me preocupa por él y porque su figura y rol son importantes en el equipo para encajar cosas. Aunque el mérito de la plantilla es que, a pesar de una baja tan importante, es competitiva y seguiremos siéndolo. Estamos bien, el único hándicap es encajar la pieza de Niko», indicó. Con siete partidos ganados y seis perdidos, el Surne Bilbao Basket viaja en un vagón cómodo sin que la Copa sea una obsesión. «La Copa está para que haya una ilusión que está allí y yo no soy nadie para sacársela, pero hay un objetivo más importante: ganar partidos para ser uno de los mejores 16 equipos de la Liga. Y aún no lo hemos conseguido. Ahora seguimos siendo competitivos. Gestionamos la mentalidad de ganar todos los partidos y esa es la exigencia que tratamos de encontrar. Hay jugadores que no están jugando al nivel que pueden dar, pero que lo van a dar. Con Sule (Sulejmanovic) estamos consiguiendo continuidad, es otro estímulo para dar un paso competitivo. Tenemos que construir otros puntos fuertes», remató el técnico catalán. Unicaja y Bilbao Basket se han enfrentado 38 veces, con 24 triunfos para los malagueños y 14 para los bilbaínos.