«Voy a dar mucha polivalencia y frescura»

Sergio Rodríguez afirma que la fuerza del Bilbao Basket será el grupo. /E. C-
Sergio Rodríguez afirma que la fuerza del Bilbao Basket será el grupo. / E. C-

El alero canario del Bilbao Basket Sergio Rodríguez afirma en su presentación que la «permanencia será clave para dar continuidad al proyecto y estabilizar al club»

Robert Basic
ROBERT BASICBilbao

A Sergio Rodríguez le confunden a menudo con Sergio Rodríguez, el 'Chacho'. Incluso algunos le felicitaron cuando se fue al Olimpia de Milán y otros dijeron que el Bilbao Basket pujaba fuerte por él, pero que el canario finalmente optó por marchar a Italia. El nuevo hombre de negro recuerda con humor las anécdotas que le confundían con el exbase del Real Madrid y del CSKA, ahora a las órdenes de Messina, tinerfeño como él y dedicado al mismo negocio. El caso es que el exjugador del Ourense, equipo con el que disputó la Final Four en Miribilla, lleva ahora la camiseta del RETAbet y ha sido presentado de forma oficial este miércoles en la sede de una de las empresas patrocinadoras del conjunto vizcaíno. Amable y buen conversador, el alero ha afirmado que su principal función será «dar polivalencia y frescura» a la tropa entrenada por Álex Mumbrú, con la que espera volar en un pabellón que ha calificado de «espectacular».

El Bilbao Basket le había echado el ojo hace tiempo a Sergio Rodríguez, quien hizo un play-off más que interesante. Promedió 13,5 puntos, 4,3 rebotes y 2,3 asistencias para un total de 13 de valoración. Un alero multifunicional de 2'04 que ha pasado por siete equipos antes de desembarcar en la franquicia de Miribilla. «Es un jugador muy completo, buen tirador, que también puede moverse como poste bajo. Su físico e intensidad le permiten ayudar en el rebote y en las tareas defensivas. Está en una clara progresión y creemos que va a seguir creciendo con nosotros», le ha definido Rafa Pueyo, director deportivo del RETAbet. El canario está con ganas de cumplir con las expectativas y sus primeras semanas a las órdenes de Mumbrú le han dejado buen sabor de boca. «Estoy tratando de coger los conceptos de Álex. Es muy positivo lo que estoy viviendo», ha comentado, ni sin antes recordar entre risas que su posición de cuatro le obliga a aportar un extra porque su entrenador conoce muy bien el puesto y le tendrá muy vigilado.

El Bilbao Basket se interesó muy pronto por Rodríguez y a mediados de junio «ya estábamos hablando. Soy un jugador al que le gusta firmar cuanto antes y, además, no he podido decir que no a Álex y a la ACB. No me lo pensé». El canario está satisfecho con la plantilla y subraya que la fortaleza del RETAbet reside en el grupo y no en las individualidades. «Nos viene bien a todos progresar y mejorar. No tenemos estrellas que resuelvan los partidos -destacó en este apartado a Rafa Martínez-, sino a gente que hace equipo«. Tampoco se ha olvidado del 'efecto Miribilla' y ha calificado de»espectacular« el ambiente que se respira en el pabellón. »Lo vi cuando llegué con el Orense. Al día siguiente estuve en la final y aquello fue un espectáculo. Esas cosas en la LEB no existen«, ha rememorado el momento del ascenso del conjunto al que ahora pertenece.

Objetivo claro

El alero tinerfeño ha hablado con claridad cuando se le ha cuestionado por los objetivos del equipo. No ha querido lanzar purpurina al aire ni prometer gestas que saben que son difíciles de cumplir. Poco a poco, paso a paso, sin precipitarse. «No debemos pensar más allá de la permanencia. Es clave para dar continuidad al proyecto y estabilizar al club«. A partir de ahí, todo lo que venga será bienvenido. De hecho, ha recordado que con el Ourense se habían marcado la meta de la supervivencia y acabaron jugando el play-off de ascenso. Rodríguez ha subrayado que le gusta el conjunto confeccionado por la dirección deportiva y ha calificado a sus integrantes de »obreros, trabajadores«, gente que se partirá el alma para agarrarse a las pistas de la ACB. Ha lamentado la lesión de Tomeu Rigo y la ausencia de Balvin »porque nos hacen falta para tener una visión real del bloque«.

El alero ya jugó en la élite con 20 años, cuando defendía el escudo del Canarias y pudo disfrutar de una decena de encuentros en la ACB. Aquello se interrumpió, pero ahora el contexto es otro y también cuenta con muchos más minutos de baloncesto en las piernas. «Estoy más hecho, maduro, listo para ayudar«, ha afirmado. El Bilbao Basket jugará este fin de semana un torneo en Lisboa en el que el nivel de rivales va a subir considerablemente respecto al amistos de Laredo frente al GBC. Enfrente estarán Benfica, Herbalife y Estudiantes, un gran test para calibrar el momento que vive la tropa comandada por Mumbrú. »Será duro porque habrá jugar tres partidos en tres días. Será una buena piedra de toque«, ha avanzado Pueyo.