«Hay que dar pasos cortos, pero firmes»

El técnico Álex Mumbrú. /
El técnico Álex Mumbrú.

Álex Mumbrú espera este domingo en Miribilla un encuentro «duro» ante un Ourense que tiene «una plantilla compensada, que juega bien fuera de casa y que está bien entrenada»

J. A. PÉREZ CAPETILLO

Solo en la novena victoria. En eso piensan únicamente en el entrenador y la plantilla del RETAbet Bilbao Basket antes del salto inicial de este domingo (12 horas) en Miribilla ante el Río Ourense Termal. Por eso, Álex Mumbrú reconoció antes de comparecer ante los medios de comunicación que «se ha entrenado duro, sin día libre». Y es que ahora toca enfrentarse a un Ourense que «es un rival que juega bien fuera de casa. Ya hicieron un buen partido contra el Palma y les faltaban jugadores por las ventanas. Es un equipo complicado, que está bien entrenado». E insistió en que la inminente será una jornada con dificultades ante un club «compensado», justo antes de valorar puesto por puesto al club gallego, y concluyendo que «tienen dos cincos que dominan la pintura y a los que hay que defender bien porque son duros».

El entrenador catalán ha podido preparar la decimotercera jornada con todos sus hombres, después de que la pasada semana no pudieran hacerlo a pleno rendimiento Kevin Larsen y Thomas Schreiner. «Cuando un jugador se va, aunque no quiero que suene como excusa, pierde el ritmo. Y la semana pasada -previa al choque en Palencia- ellos no estuvieron en los primeros 'entrenos'. Ahora ya están metidos en el equipo y queremos estar juntos». Por eso, ha podido trabajar con normalidad para afrontar el choque ante el Ourense con «intensidad» y evitar esas «desconexiones» que a veces castigan al Bilbao Basket. Algo necesario ante un Ourense que «nos planteará un partido complicado con una plantilla bien planificada. Tenemos que salir con la mentalidad de estar concentrados los 40 minutos».

La temporada avanza y, a falta de cinco jornadas para el final de la primera vuelta, destacó que «mirar de cara a la Copa es una locura. Es un tópico, pero hay que ir partido a partido, poco a poco, dando pasos cortos y pequeños, pero firmes. No dando pasos grandes y que nos desestabilicen». Lo que si desea el técnico es olvidar cuanto antes la derrota en la cancha del Palencia. «Nos esperábamos un partido duro, pero no tanto. Nos cogió por sorpresa. Entendimos tarde el encuentro. Hay que mejorar en lo que sabemos que fallamos e intentar crecer como equipo».

Tampoco se preocupa porque, en algún momento, puede que la clasificación se rompa. «Estamos todavía en diciembre y hay que tener paciencia. Hay que ser consecuentes. Hemos jugado partidos importantes fuera de casa. Tenemos que mirar a largo plazo porque ésta es una LEB muy competida e igualada, en la que cualquiera le puede ganar a cualquiera», avisó. Luego tocó sesión de vídeo y entrenamiento en La Casilla, donde hubo niños y niñas de las aulas estables del Instituto de Durango y de Gabriel Aresti que disfrutaron en el entrañable pabellón y hasta pudieron charlar con Álex Mumbrú y entrevistar a Unai Mendikote.

 

Fotos

Vídeos