Barça B -RETAbet

De partido de trámite, nada

Lammers trata de alcanzar el balón antes de que se pierda por la línea de fondo en el partido de Miribilla ante el filial del Barça. /JORDI ALEMANY
Lammers trata de alcanzar el balón antes de que se pierda por la línea de fondo en el partido de Miribilla ante el filial del Barça. / JORDI ALEMANY

A la espera de rival para el play-off, Álex Mumbrú exige a sus hombres máxima tensión, disciplina y dureza en la visita del RETAbet al descendido filial del Barça

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Limpieza de cara en La Casilla. Huele a pintura en el ambiente en el que los hombres de negro trabajan para preparar el remate de la temporada regular. Cuesta hacerlo desde el punto de vista de la incertidumbre. Porque la última jornada les lleva sin jugarse nada material a la cancha del descendido filial del Barcelona. El RETAbet es segundo y lo que le gustaría saber ya es con quién cruzará su camino en la serie del play-off cuyos ganadores accederán a la Final Four. «Hacer las cosas bien, buscar un buen partido, mantener la línea, es la mejor manera de afrontar el play-off», esgrima Álex Mumbrú en cuanto es preguntado sobre la complejidad de tener a la tropa tensa y lista para este trámite en la ciudad deportiva Joan Gamper (viernes, 21 horas, on line en elcorreo.com).

Inconscientemente, la atención estará bifurcada en la jornada unificada de la noche del viernes. La franquicia de Miribilla aguarda oponente para el play-off y saldrá de los dos partidos que enfrentan a los cuatro candidatos a hacerse con las tres plazas finales para seguir en competición. No hay que hacer muchas cuentas. Los partidos son Huesca-Valladolid y Granada-Palencia. Y los cuatro supuestos posibles arrojarían estos desenlaces:

Si ganan Huesca y Palencia, el Bilbao Basket jugaría la serie de play-off contra Valladolid.

Si ganan Huesca y Palencia, contra Huesca.

Si ganan Valladolid y Granada, contra Palencia.

Si ganan Valladolid y Palencia, contra Granada.

Pero antes queda el encuentro de este viernes ante el Barça B, que ya descendido aspira a ser el único conjunto que le ha ganado los dos partidos a los hombres de negro. Su triunfo en el Bilbao Arena (82-85) fue desconcertante, con el argentino Bolsaro en estado de gracia (5 de 8 en triples y 31 puntos), una hipermotivación desmedida en las filas de Ocampo y Roger Grimau y el mal tino de los locales, con 15 tiros libres fallados como punta del iceberg que les dejó helados.

«Es extraño que el Barça haya bajado ya», dice Mumbrú para añadir una posible explicación. «Aunque tenga mucho talento con jugadores que veremos en breve en ACB, habrá gente que dobla entrenos. No puedes tener a toda la plantilla entre semana y eso te hace perder partidos. Desde luego, no vamos pensando que jugamos contra un equipo descendido». Y tampoco tendría una digestión plácida si sus jugadores no se tomasen el encuentro con la máxima competitividad. «No confío en un equipo que diga hoy sí, hoy no. Lo nuestro es siempre sí».

El preparador barcelonés se muestra incómodo en cuanto la conversación quiere ir más allá. A regañadientes se refiere a los play-off y le da mucho respeto mentar la Final Four. Pone un freno que seguramente será necesario porque en el entorno se tiene marcada a fuego esa fecha del primer fin de semana de junio y para llegar a ella habrá antes que derrocar a otro candidato. Así, que ni se moja en sus preferencias sobre el rival a abordar. «No hemos hecho cábalas; no está en nuestra mano y eso significaría estar más pendientes de los demás que de nosotros mismos y hacer bien tus cosas».

Así que aboga porque no haya incidencias y que su grupo mantenga el listón en la elevada cota en la que está ahora. «Es importante que todos lleguen en forma, se sientan importantes, porque siempre lo han sido. Buscamos que haya buena dinámica, feeling, sensaciones. El equipo se siente bien. Y hay que demostrarlo en la pista. Y crucemos los dedos. La mejor manera de que no haya lesiones es jugando duro, intentando ganar. Ese cosquilleo se verá el lunes, cuando todos estén mucho más metidos. No sería buen síntoma pensar ahora en más allá».

Y lo dicho, de la Final Four, mutis. «Hoy nos vamos de viaje, jugamos contra el Barcelona y la semana que viene empezaremos el play-off. Esto de la Final Four me queda muy lejos». Y avanzó que se mantendrá el sistema de trabajo. «Más o menos haremos lo mismo. No confío en cambiar rutinas. Hemos sido sólidos durante el año y lo mejor es seguir con las cosas que nos funcionan».

La última jornada también decidirá el equipo que acompañará al Araberri y Barcelona B a la LEB Plata. El Cáceres depende de sí mismo. Si gana al Canoe en Madrid, se salva. Si pierde y quien gana es el Prat en Oviedo, será la franquicia extremeña la que se despida de LEB Oro.