«El partido ha sido muy duro y se ha decidido por pequeños detalles»

Mumbrú da instrucciones a sus hombres en un tiempo muerto. / J. H.

El entrenador catalán comentó nada más acabar el choque que «ha sido un partido muy igualado» durante los 40 minutos y precisó que «podía caer de cualquier lado»

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Álex Mumbrú estaba satisfecho con el trabajo de sus hombres a pesar de la derrota. Comentó nada más acabar el choque que «ha sido un partido muy igualado» durante los 40 minutos y precisó que «podía caer de cualquier lado». Al final, el agónico triunfo fue para el Granada y eso que el Bilbao Basket dispuso de una última acción para llevar el encuentro a la prórroga, pero el palmeo de Lammers no entró. «El baloncesto es un deporte de aciertos y errores y el choque podía habérselo llevado cualquiera. Estoy contento porque dimos la cara hasta el final y ahora solo pienso en el Canoe», apuntó el entrenador catalán.

Mumbrú aseguró que «hemos salido bien y teníamos controlado el partido por momentos. Nadie se ha ido en el marcador. Sabíamos que iba a ser complicado jugar fuera contra el Granada. Ha sido un encuentro duro y con un nivel de contacto muy alto, típico de play-off», analizó el preparador de los hombres de negro. «El partido se ha decidido por pequeños detalles», resumió, aunque puso sobre la mesa «dos o tres errores» cometidos en el último «minuto y medio» que costaron volver de vacío de la cancha nazarí.

El catalán habló sobre un desajuste defensivo en los segundos de la verdad que permitió a los locales disfrutar de un «tiro liberado». Pero más allá de los fallos puntuales reconoció la buena labor de sus hombres e insistió en la tremenda igualdad que hubo en la pista del Palacio de los Deportes de Granada. «El equipo ha jugado muy bien. La victoria podía haber caído de cualquier lado y al final ha sido una moneda a cara o cruz».