Un partido con aroma a oficial

Mumbrú da instrucciones a sus jugadores en el partido del domingo./Bilbao Basket
Mumbrú da instrucciones a sus jugadores en el partido del domingo. / Bilbao Basket

El Bilbao Basket visita al Valladolid mañana, 48 después de ganar al Juaristi, para adaptarse al frenético estreno de la Liga LEBOro

JUANMA MALLOBilbao

Álex Mumbrú desea que su equipo se acostumbre cuanto antes al frenético ritmo que impone los primeros pasos de la Liga LEBOro. Los hombres de negro arrancarán su proyecto en la segunda categoría el sábado 6 de octubre en Oviedo (18.30 horas), recibirán el miércoles 10 al TAU Castelló, y viajarán el domingo 14 a Lleida (18 horas), según los horarios publicados en la página web de la Federación Española de Baloncesto. Un arranque exigente, por la acumulación de duelos en un corto espacio de tiempo, y el técnico barcelonés no quiere que a su tropa le pille por sorpresa. Por eso, poco más de 48 horas después de despachar al Iraurgi-Juaristi en los cuartos de final de la Euskal Kopa el domingo, el RETAbet se planta mañana por la noche en la localidad pucelana de Cigales para medirse con el Valladolid, un conjunto de la misma categoría (20.30 horas). «Queríamos cargar pilas. Jugar el domingo, y el martes, dos partidos en poco tiempo, para esas jornadas dobles que tenemos al principio de temporada. Es necesario cargar pilas, y sobre todo, ver que el equipo va mejorando cada día», explica el preparador catalán.

Se muestra satisfecho Mumbrú por la evolución de su escuadra, tras el triunfo en Azkoitia. Es cierto que se produjo ante un oponente de inferior categoría, pero el míster del Bilbao Basket observó una mejora con respecto al juego desplegado en la derrota ante el Palencia. «Hemos hecho un partido serio. Durante muchos momentos, muy buen baloncesto», se felicita. No obstante, también encontró defectos, normales a estas alturas de la pretemporada, en su grupo .«Durante muchos otros tramos, nos ha costado un poco más. Hemos cometido algún error defensivo que no nos podemos permitir, pero son cosas típicas de esta etapa y tenemos que seguir perfilando», asevera Mumbrú, contento por el regreso del austriaco Schreiner, autor de ocho puntos. «Era importante. Es un jugador importante para nosotros. No está todavía tope, ha entrado poco, pero le estamos cuidado. Ha estado muy bien, igual que todo el equipo en general».

Mañana hay partido, pero también el fin de semana, después de superar al Iraurgi. El viernes se mide en las semifinales de la Euskal Kopa al Araberri (19.45 horas) . El encuentro se ha adelantado un día, del sábado al viernes, en Landako, por el escaso periodo de tiempo que había entre la semifinal y la final, que se mantiene el domingo a las 12. «Es un partido contra un equipo de la misma categoría, que se ha reforzado bien. Será un partido complicado, y tendremos que ponernos las pilas para estar bien en todas las acciones del juego, porque el domingo hemos pasado por alguna laguna durante unos minutos», analiza el técnico del RETAbet. De este modo,si tumba al conjunto vitoriano –verdugo del Zornotza–, se enfrentará el domingo a las 12 de la mañana al Gipuzkoa Basket. Mumbrú, tras sus críticas, agradeció la rectificación de la Federación Vasca de Baloncesto. «Agradecer el esfuerzo que ha hecho la @Basketbasko para cambiar la semifinal Euskal kopa al viernes y que todos podamos disfrutar de un buen partido. Nos espera un gran fin de semana de baloncesto!», aplaudió en Twitter.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos