El Palencia, rival del Bilbao Basket en los cuartos por el ascenso a la ACB

El Palencia, rival del Bilbao Basket en los cuartos por el ascenso a la ACB

La serie, al mejor de cinco, arrancará el viernes en Miribilla

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

A Palencia. Ni bien, ni mal, sino todo lo contrario. Viaje cómodo, rival complicado. Ingredientes básicos para que la eliminatoria sea de alto riesgo sobre el parqué. Mientras calentaba el RETAbet antes de jugar en el Joan Gamper ayer, Javi Salgado comentaba a este periodista: «A que nos toca Palencia». Lo decía por tener muy reciente el pulso con los castellanos en Miribilla, donde a punto estuvo de lesionarse por un exceso de fragor en la marca de su excompañero Aitor Zubizarreta. También le había dado lo suyo en la ida en Palencia. Al acabar el partido, el base de Santutxu, de pintura a pintura gritaba haciendo gestos: «¿Qué te había dicho?». Dio en el clavo y sabe que le esperan partidos calientes, en los que no le van a regalar un centímetro.

El director deportivo del Bilbao Basket, Rafa Pueyo, desgranaba sobre el parqué culé las excelencias de un Chocolates Trapa que acumula no pocas virtudes. Aunque era el único posible candidato que nunca ha estado en la ACB -ascendió un año pero no pudo hacer frente a las exigencias económicas-, arrancaba este campeonato como uno de los equipos candidatos a todo.

«Tiene a uno de los mejores anotadores de la categoría, el estadounidense Vasturia (16,3 de media), jugadores con mucha experiencia en ACB y en play-off, como Otegi, Grimau y el fichado durante el año Aranatovic (exManresa). Aunque no es de los oponentes más duros en lo físico, sí tiene gente que se hace muy grande».

El recuerdo de la derrota del RETAbet cuando visitó el remozado Pabellón de los Deportes es un aviso para navegantes. «Nos bailaron», dice Mumbrú rememorando uno de los encuentros que más enojado le dejó por el juego de los suyos. A favor, que la comodidad del desplazamiento permitirá a la marea negra desplazarse en masa el viernes 17 de mayo al tercer encuentro y el domingo 19 en caso de darse un cuarto. «También vendrá mucha gente de allí a Miribilla», vaticina Pueyo.

Entrenado por Carles Marco

Otro dato a tener en cuenta es la presencia en el banquillo de Carles Marco. Sustituyó durante el curso a Alejandro Martínez. Quien fuera durante unos días jugador del Bilbao Basket, acumula cuatro años de experiencia como técnico en la LEB y en todos ellos colocó a sus equipos en las eliminatorias por el ascenso. «Conoce muy bien la competición y este formato y consigue hacer jugar a los suyos a cara de perro», concluye Rafa Pueyo.

No ha caído mal en el seno de la plantilla el cruce. Influye la cercanía en el tiempo del último enfrentamiento, con victoria clara de los hombres de negro en Miribilla, y saber que es un rival al que libra a libra el roster del RETAbet es claramente superior. Aunque Vasturia es su talismán estadístico (16 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias, 1 recuperación, para 17 de valoración media), el jugador epicentro, el que deja huérfano al grupo en su ausencia es Urko Otegi. Tiene disciplina, coraje, amor propio e incapacidad para rendirse. Tras varias etapas ACB, es el baloncestista más longevo en esta categoría.

Carles Marco, además, tiene muy definido su núcleo duro. Cinco de sus jugadores figuran en los puestos cabeceros de los más utilizados: Vasturia (30 minutos por partido), Sanz y Grimau (25), Otegi y Hermanson (23). En el Bilbao Basket es Brown con 24 el que más tiempo ha acumulado en cancha. Al ganador le esperará en la primera semifinal de la Final Four el vencedor del Melilla-Valladolid.

Información relacionada