Ondrej Balvin: «Mumbrú insistió y Bilbao era mi primera oferta»

A la derecha, el médico Pablo Aranda, a la izquierda, el director deportivo del RETAbet Bilbao Basket Rafa Pueyo, en el centro de la imagen el pívot checo Ondrej Balvinde 2,17 metros de estatura./EFE
A la derecha, el médico Pablo Aranda, a la izquierda, el director deportivo del RETAbet Bilbao Basket Rafa Pueyo, en el centro de la imagen el pívot checo Ondrej Balvinde 2,17 metros de estatura. / EFE

El nuevo fichaje del RETABet se mostró optimista con su nueva escuadra tras pasar el reconocimiento: «Tenemos un buen equipo»

LUIS CALABOR NÚÑEZ

Ondrej Balvin ya es parte, a todos los efectos, del RETABet Bilbao Basket. El pivot checo ha pasado reconocimiento este martes en el igualatorio médico de Zorrotzaurre y ha posado junto a Rafa Pueyo, director deportivo de los hombres de negro, en el centro médico. «Buscaba un equipo que me diese un rol importante y Bilbao me lo daba. Fue el primero que me puso el contrato sobre la mesa», ha señalado el nuevo jugador de la escuadra bilbaína.

Otro de los motivos clave para llegar a Bilbao fue Alex Mumbrú, que «insistió mucho» e incluso «fue hasta pesado» para lograr su fichaje, ha declarado el nuevo integrante del cuadro vizcaíno entre risas. «Pensé en salir de la ACB, pero tras la mala experiencia que tuve en el Bayern vi que lo mejor era quedarse, y esta era una buena oferta», añadió. Tiene claro qué versión quiere recuperar: «Mi mejor año fue en Sevilla, y en Canarias cumplía bastante bien, pero aquí quiero desarrollarme completamente y volver a ese nivel».

Con 26 años, es el tercer fichaje de cara al retorno en la ACB, tras los de Sergio Rodríguez y Rafa Martínez, a los que luego se sumó el francés Jonathan Rouselle. El checo ha opinado sobre sus tres nuevos compañeros y sobre la nueva temporada. «Sergio destacó mucho en el Ourense, mientras que Rouselle y Rafa cuentan con mucha experiencia. Tenemos buen equipo, aunque no podamos competir contra otros que pueden fichar más», ha explicado.

Para Pueyo, uno de los motivos para incorporar a Ondrej era su «experiencia», ya que sin haber llegado todavía «a la treintena» ya ha jugado competiciones importantes como la Euroliga. «No parece el currículum de un jugador de 26 años sino el de un veterano, y esa es la mejor edad para desarrollar su potencial. Rebotea muy bien y creemos que nos va a ayudar a conseguir nuestros objetivos», ha añadido. Ha dejado claro que quiere que la pintura del Bilbao Basket «sea respetada» en el retorno a la máxima categoría del baloncesto español.

«El primer equipo de la ACB que conocí fue este»

El nuevo pivot del Bilbao Basket ha rememorado una anécdota de la campaña 2008-09, cuando todavía no era profesional, en un año que el equipo bilbaíno jugó la Eurocup. El 'Iurbentia Bilbao', como se conocía por entonces, se enfrentó en la fase de grupos del torneo al ČEZ Nymburk de la liga checa. «El primer equipo de la ACB que conocí fue este por ese partido», ha recordado. Sabe lo que es venir a Miribilla y es consciente de lo que se va a encontrar: «He venido aquí con el Gran Canaria y con el Sevilla y sé que es un club con mucha tradición, a pesar de los problemas que ha tenido. La afición siempre está detrás y eso se agradece».

La competición dará su pistoletazo de salida el próximo mes de septiembre, y todavía se esperan más incorporaciones en el Bilbao Basket, como la del escolta lituano Arnoldas Kubolka, cuyo fichaje por los hombres de negro parece inminente. Se cumplirían así los deseos de Rafa Pueyo, que quería llegar a las cinco incorporaciones para su equipo.