«Necesitamos Miribilla a reventar»

Salgado anima a sus compañeros en Palencia. /Borja Agudo
Salgado anima a sus compañeros en Palencia. / Borja Agudo

El Bilbao Basket se juega mañana el pase a la Final Four en su cancha y la plantilla pide al apoyo de la marea negra

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

«Necesitamos Miribilla a reventar». Javi Salgado ha ejercido esta mañana de capitán sobre el parqué del Bilbao Arena, el escenario que este miércoles (20.30 horas) acogerá el duelo definitivo de la serie entre el RETAbet y el Palencia. Es ganar o irse de vacaciones. Es superar al adversario o bajar la persiana de la temporada. De ahí que el base de Santutxu haya pedido un esfuerzo a la afición, que se acerque al pabellón un día entre semana para empujar a los hombres de negro. Sabe que estará ahí, pero por si acaso... «Estoy seguro de que la gente va a responder. Vamos a estar con Miribilla a tope. Vamos a tener momentos duros, el rival va a acertar o defender bien... Y ahí es cuando notas y sientes al público. Que esté con el equipo y que esto sea una caldera», ha reflexionado el bilbaíno, que hubiera firmado esta situación en el arranque del curso.

Por supuesto, ha admitido, lo ideal hubiera sido quedar primero, ascender de forma directa, o haber solventado el play-off con un 3-0. Pero no ha sido así. «Es una situación idónea para nosotros. Poder jugárnosla en Miribilla, con nuestra afición y en nuestra cancha... Nos jugamos mucho los dos equipo, y qué mejor escenario que Miribilla para hacerlo. Es el partido más importante de la temporada y lo tenemos en casa», ha indicado Salgado, «con ganas» de que el reloj marque las 20.30 de mañana.

A esa hora, se producirá el salto inicial. Sin posibilidad de error. «No tenemos red», ha admitido el jugador del RETAbet. «Por eso es tan importante que la gente venga, porque puede ser el último partido de la temporada en Miribilla». Como director de juego, y como jugador veterano, ha admitido que «es importante controlar las emociones», pero también situar sobre la cancha «ese punto de energía para estar a tope y poder transmitir esa energía a los compañeros». «Si el partido se ajusta, los bases y el cuerpo técnico son los que tienen que pensar más». Por cierto, prevé un encuentro disputado, sin rentas para ninguno de los contendientes, y que se decidirá al final.