Mumbrú: «Han puesto un nivel físico muy alto en todos los contactos»

Un momento del partido./Pedro Urresti
Un momento del partido. / Pedro Urresti

El técnico del Bilbao Basket lamenta que sus jugadores no pudieran igualar la dureza del Palencia a partir del tercer cuarto

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Álex Mumbrú ha aceptado este domingo que su escuadra no se ha sentido cómoda en el duelo contra el Palencia. Y ha explicado rápido, nada más empezar su comparecencia ante los medios, la causa: «Ellos han puesto un nivel físico muy alto en todos los contactos. Lo han llevado al límite de la falta. En los primeros cuartos hemos sido capaces de igualar eso, pero a partir del tercero, cuando hemos tenido dos o tres ataques que nos hemos metido, hemos jugado un poco más blanditos y hemos perdido nuestras opciones de juego», ha analizado el técnico de los hombres de negro, que ha reconocido un bajón de los jugadores locales en los últimos instantes. «Un par de pérdidas han decidido. Eso nos ha bajado moralmente», ha lamentado.

No obstante, Mumbrú daba vueltas a la capacidad del Palencia para endurecer el partido, para no bajar el nivel físico durante todo el encuentro. Sin criticar a los árbitros – «no lo hemos hecho durante toda la temporada y tampoco lo vamos a hacer ahora», ha afirmado el preparador–, sí ha admitido cierta permisividad arbitral. Por ejemplo, cuando ha hablado del encuentro firmado por Gustys, un hombre que ha torturado al RETAbet. «Es un jugador que juega duro y si le permites jugar así, es complicado encontrar nuestras opciones. Han hecho el partido que tenían que hacer. No hemos sido capaces de igualarles», ha insistido el barcelonés, que volvía una y otra vez al mismo asunto. «Ellos han subido el nivel físico en todas las acciones y nos ha sacado de algunos sistemas. Nos ha costado encontrar nuestro ritmo de juego, sobre todo en el tercer cuarto».

Ahí, el Bilbao Basket ha sufrido y la escuadra palentina ha volado. Y la serie tendrá, al menos, dos encuentros más. Nada que sorprenda a Mumbrú. «Tenía la sensación, ya antes de que arrancara el play-off, que iba a ser larga. Es un equipazo, es una plantilla larga y hecha para subir». ¿Habrá sorpresas en el tercer partido? «No vamos a volvernos locos. Tenemos que seguir haciendo lo que hacemos bien. Tenemos cinco días para matizar algunas cosas que nosotros sí controlamos», ha concluido el catalán.