Zaragoza-Bilbao Basket, domingo 20.00h

Mumbrú espera un partido difícil ante el Zaragoza en una cancha que «no se nos da bien»

El técnico del Surne ha pedido concentración a sus jugadores para competir en la pista de un equipo maño que se ha reforzado «bien»

J. F. CACHORRO

Álex Mumbrú viajará con su equipo el domingo (20.00 horas) a Zaragoza con la precaución de comparecer en una cancha maldita para los hombres de negro las últimas temporadas. Ha avisado a sus jugadores de los malos resultados cosechados en la capital aragonesa, donde les espera un Casademont que ha reforzado todas sus líneas y que aún debe pelear para evitar caer a las plazas del descenso. «La verdad es que Zaragoza es una cancha que no se nos da bien. Últimamente siempre hemos perdido allí y hemos perdido bien con diferentes entrenadores y diferentes jugadores, o sea que va a ser un partido muy complicado», ha advertido este viernes el técnico del Surne Bilbao Basket antes del entrenamiento en La Casilla.

A pesar de que el reciente historial resulta negativo para el conjunto bilbaíno, Mumbrú asegura que entre sus jugadores «hay ilusión de hacer un buen partido en Zaragoza y lo saben porque se lo he explicado. Habrá que estar concentrados. A veces hay pistas que son fetiche y que sueles hacer un buen partido, pero esta no es una de ellas».

Sobre las armas del rival, el entrenador barcelonés explica que «ficharon a Bone, han traído a Kilpatrick, Mekowulu por dentro. Ferrari el último mes... Han cambiado el equipo y les ha dado resultado: han ganado al Barça en su campo, han ganado en Lugo y han salido de las posiciones de abajo, Casi, casi tienen la salvación hecha. Hay equipos a los que les sale bien y a otros no tan bien. Sabemos que ellos tienen la necesidad de ganar uno más para asegurarse del todo no luchar en las posiciones de descenso. Seguro que el partido va a ser igualado».

También confía mucho Mumbrú en su propio equipo porque «hemos vuelto a coger la dinámica que tuvimos, que se nos trastocó un poco con la salida de Valentin (Bigote). Cuando un jugador importante tienes que volver a crear estructura. La volvimos a crear y tardamos unas semanas, pero ahora volvemos a estar con confianza y con el equipo más o menos cuadriculado».