Miribilla, un reto para el colista

Miret da instrucciones a sus jugadores durante un tiempo muerto. /FEB
Miret da instrucciones a sus jugadores durante un tiempo muerto. / FEB

El entrenador del Prat, Dani Miret, considera que jugar en una cancha como la bilbaína «hace que salga lo mejor» de cada jugador

ÁLEX M. FRANQUET

El entrenador del CB Prat, Dani Miret, destila respeto por el Bilbao Basket, equipo al que se enfrenta el domingo (12.00 horas). Y por Miribilla. Recuerda que estuvo como aficionado en las gradas del pabellón viendo un partido de los hombres de negro y el Baskonia. «Fui a ver a Pau Ribas, que estaba por aquel entonces en Vitoria, porque es amigo mío y sabía que iba a ser un buen espectáculo. Aaron Jackson y otros grandes jugadores estaban en Bilbao. Era el equipo de Mumbrú y Raul López», explica, antes de asegurar que cualquier plantilla da lo mejor de sí ante los vizcaínos. «Jugar en un pabellón histórico como ese te invita a hacer un buen papel. Te hace sacar lo mejor», insiste.

Su equipo llega a Bilbao como farolillo rojo, pero tras enlazar tres victorias y una derrota desde el parón de la competición por la Copa. Reconoce que es una salida complicada para los catalanes porque el Bilbao Basket «saca muy buenos resultados en casa» mientras que a su equipo le «cuesta mucho ganar partidos» como visitante. «Queremos competir el máximo número de minutos, sabiendo que hemos de hacer las cosas excelentes y esperar que ellos no las hagan. Realmente, tienen un muy buen equipo. Perdieron ante el Palma, pero en casa ante el Betis estuvieron a un gran nivel», se sincera en conversación con este periódico.

– ¿Qué le preocupa del Bilbao Basket?

– Tienen la posición de base muy bien cubierta. Tienen dos bases titulares que pueden jugar juntos como Salgado y Schreiner. Pierden muy pocas pelotas, aunque les presiones. Los días que no han estado bien ha sido por falta de acierto en el triple, pero tanto en la posición de base como en la de cinco son muy buenos. En el bloqueo directo, te obligan a estar muy atento. Sus cuatro tiran muy bien. Sus exteriores anotan. Es un equipo que ha ido creciendo durante la temporada.

– Mumbrú tiene la presión del ascenso.

– Tienen un papel difícil. Necesitan subir y la gente es muy exigente en Bilbao. Las comparaciones con el Betis están ahí. Eso hace que la temporada no sea fácil. No es sencillo tener siempre la obligación de ganar. Esto no es la liga ACB, aquí hay mucha igualdad. Se ve en las posiciones de play off. Hay muchos resultados inesperados.

Una plantilla joven

Miret (Badalona, 1985) solo tiene palabras de elogio para Mumbrú, su rival del domingo en el banquillo. «Álex –detalla– es una leyenda en Bilbao y centra muchas miradas. Esto le quita presión a sus jugadores y le puede ir bien al equipo, pero a mí me preocupa Javi Salgado y sus compañeros. Álex entrena por primera vez, pero cuenta con jugadores de experiencia. Ha sido valiente al ponerse como cara visible del Bilbao Basket y cuenta también con técnicos a su lado muy buenos».

De su equipo, destaca que llegan a Miribilla «en un buen momento» y con un juego «más sólido». Aunque también reconoce ciertas carencias. «Seguimos sufriendo en el rebote, pero ya no tanto como antes. Estamos sabiendo jugar como equipo. Nos pasamos mejor la pelota. Somos más inteligentes a la hora de salir a desarrollar el plan de partido. Somos un equipo joven por los vinculados y con gente como Wesley, Jonathan y Pol. Tienen 22 o 23 años. Nos falta madurez en algún momento».