Tomeu Rigo ya se rompió la rodilla izquierda hace dos años. / BILBAO BASKET

Sigue la mala suerte del Bilbao Basket con las lesiones: Tomeu Rigo se rompe la rodilla

El capitán del Surne sufre una rotura del ligamento cruzado anterior y obliga al equipo vizcaíno a buscar un sustituto en el mercado, al igual que con Goudelock

CARLOS NIETO GARCÍA

La fortuna está jugando una mala pasada al Bilbao Basket durante esta pretemporada. En tres semanas de entrenamientos, la franquicia de Miribilla ha perdido a dos jugadores por lesiones graves con un denominador común: la rodilla. Si el 27 de agosto fue Goudelock el que sufriera una rotura del tendón rotuliano de su rodilla izquierda, lo que le apartará seis meses de las pistas, este jueves se ha hecho oficial que Tomeu Rigo se ha roto el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. En el comunicado, el club no estima el tiempo que el capitán estará apartado, pero sí que habla de una lesión de «larga duración». La avería del capitán es grave, lo que obliga al Surne a volver a salir al mercado. A tres semanas del inicio de la competición, se buscan dos refuerzos para el juego exterior de los bilbaínos.

Rigo vuelve a enfrentarse a un viejo conocido. El escolta ya vivió en sus carnes la peor cara del deporte cuando en octubre de 2020 se rompió el ligamento cruzado de la misma rodilla, lo que le obligó a perderse toda la temporada y a no tener muchos minutos en el último año de Mumbrú al costarle recuperar su óptimo estado físico. Años atrás se rompió la derecha. Es evidente que el balear se ausentará en buena parte de esta campaña, aunque dependiendo de su evolución podría reaparecer para la recta final de un ejercicio en el que el Bilbao Basket afrontará dos competiciones: ACB y Champions.

Ya el miércoles Rigo se ausentó del recorrido en el autobús turístico que llevó a los hombres de negro por algunos de los emblemas de Bilbao. Ese día el de Campos notó en el entrenamiento que algo no iba bien su rodilla izquierda. El chasquido se convirtió en pesadilla. «Hoy confirmamos las malas sensaciones y nos vemos en la obligación de compartir una noticia triste para todos. Tomeu sufre una rotura de la plastia del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda, por lo que se convierte en baja de larga duración para los hombres de negro», reza el comunicado del club.

«El equipo estará a su lado»

«Es momento de apoyar al jugador en el proceso de recuperación en un camino que ya ha recorrido antes con esfuerzo, profesionalidad y pundonor. Sabemos que Tomeu estará al lado del equipo. Y Tomeu no debe tener dudas de que el equipo estará a su lado. Eres y serás un referente para todos nosotros. Estamos contigo», completa el anuncio.

A sus 25 años y en su quinta temporada, el Surne depositó la capitanía en su hombre de negro más veterano. Es el único superviviente de la plantilla del ascenso a ACB en 2019. Un reconocimiento al trabajo constante de un jugador que, de nuevo, ejercerá su liderazgo alejado de las pistas.