Borrar
Ludde Hakanson en el partido ante Fuenlabrada. Carlos Gil-Roig
Hakanson se despide de la temporada

Hakanson se despide de la temporada

Liga ACB ·

Ponsarnau avanza que será difícil que el sueco reaparezca en las últimas cinco jornadas y pide «pasar página» del horrendo partido ante el Tenerife con una buena actuación frente al Manresa

Robert Basic

Bilbao

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Viernes, 28 de abril 2023, 11:32

Necesitas ser suscriptor para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ludde Hakanson ha dicho adiós a la temporada debido a los problemas físicos que arrastra en las últimas semanas, incapaz de dejarlos atrás y competir en ausencia de dolor. Lo ha avanzado este viernes Jaume Ponsarnau en Miribilla, donde el Bilbao Basket trabaja con vista al compromiso de este sábado contra el Baxi Manresa (20.45 horas). «Difícilmente vamos a contar con él esta campaña», ha apuntado el técnico de los hombres de negro en alusión al escandinavo. Una baja muy sensible en la recta final de la fase regular del campeonato, en el que el equipo pelea por acabar entre los diez primeros con el objetivo de sacar un billete para la próxima edición de la Basketball Champions League (BCL). En cambio, el Surne espera recuperar pronto a Jeff Withey, tal y como ha avanzado este periódico, quien podría recibir ya el alta médica. Incluso es posible que se siente en el banquillo frente a los catalanes, aunque su reaparición tal vez llegue un poco más adelante.

Desastre en Tenerife

El Bilbao Basket viene de un desastre perpetrado contra el Lenovo Tenerife, un encuentro en el que el los vizcaínos ofrecieron su perfil más feo. «El partido fue tan malo que ni siquiera lo hemos trabajado», se ha sincerado Ponsarnau. El entrenador del Surne pide «pasar página» y redimirse con una buena actuación ante el Manresa. «Nuestra respuesta (ante los canarios) fue rendirnos. Hasta tuvimos mala química. Pero este grupo siempre ha respondido a lo largo de la temporada y está con ganas de hacerlo ahora», ha deslizado el preparador de Tárrega. Ha negado que la temporada se esté haciendo larga ni que sus jugadores se hayan acomodado después de lograr el objetivo de la permanencia. «No», ha sido rotundo cada vez que ha abordado este tema. «El problema que tenemos ahora es que somos un equipo corto, con pocos mimbres y previsible», ha argumentado en referencia a las lesiones que no han parado de minar la capacidad de respuesta de los vizcaínos.

«Vergüenza» en el WiZink Center

No será nada fácil superar al Manresa, que pelea por salvar la categoría. Los de Pedro Martínez necesitan sumar porque solo tienen una victoria más que Betis y Granada, clubes que marcan la frontera con el descenso. «Es uno de los equipos más intensos de la competición, con más ritmo de la liga. Será un partido muy exigente y estaremos preparados para jugarlo», ha prometido Ponsarnau. Ha deslizado que el plan de actuación pasa por «protegernos bien y correr si podemos, y que Miribilla nos ayude mucho», ha pedido a la siempre fiel marea negra. Ponsarnau ha defendido en todo momento el compromiso colectivo del Surne y ha afirmado que buscará la clasififación europea. Acabar entre los diez primeros devolvería a los bilbaínos a la BCL, una competición que gusta, rentable y atractiva a la hora de atraer a fichajes interesantes.

En el día en el que cumple 52 años, Ponsarnau ha pedido «salud» y que el «Bilbao Basket y Miribilla sigan juntos como durante toda la temporada». Una relación a prueba de balas calificada como una «gozada» por parte del técnico de Tárrega. Un hombre que también se ha referido a los lamentables incidentes vividos en el partido de la Euroliga entre el Real Madrid y Partizan, que acabó en una batalla campal entre las dos plantillas. «Que nunca más veamos un espectáculo tan deprimente. Estoy sorprendido. En nuestro deporte hay poco márgen para que pasen este tipo de cosas. Tenemos que lamentarlo mucho. Estoy seguro de que los protagonistas harán una reflexión adecuada de lo malo que transmitieron en ese momento. Saber ganar, saber perder y cómo responder a todo esto es parte del ejemplo del que debemos responsabilizarnos los que transmitimos -en alusión a los deportistas-. Y lo que se transmitió (en el WiZink Center de Madrid) fue una vergüenza«.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios