Delgado vino hace unos meses a Bilbao y cumple su primer año en el Surne. / mireya lópez

Ángel Delgado | Bilbao Basket El gigante que creció bajo un techo de uralita

Ángel Delgado, pívot del Surne, cuenta una bella historia de superación que va desde los tiempos en los que «pasaba hambre» hasta colgarse de los aros y triunfar

Robert Basic
ROBERT BASIC

Ángel Delgado puede romper el mundo de un puñetazo. Es una mole de 2'08 de altura y 110 kilos de peso, de músculo, y de pequeño pasó hambre. Así juega al baloncesto, con hambre, para que no se le olvide de dónde viene: de la nada. Y allí no piensa volver. Nació en una pequeña casa de madera, en la contaminada Bajos de Haina, la Chernobyl