«No firmaría ganar solo un partido»

Mumbrú charla con Schreiner antes del entrenamiento del martes./Pedro Urresti
Mumbrú charla con Schreiner antes del entrenamiento del martes. / Pedro Urresti

Alex Mumbrú solicita a su equipo una mayor consistencia en el encuentro de mañana contra el Palencia, el tercero de un play-off que marcha igualado

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Álex Mumbrú ha lanzado una consigna que su vestuario sigue a pies juntillas. Todas las intervenciones de esta semana en el universo del RETAbet han girado en torno a una idea: solo hay un partido, el de mañana contra el Palencia, el tercero del play-off, ya habrá tiempo de pensar en el cuarto y, si fuera necesario, en el quinto.

Los jugadores han interiorizado este mensaje y el técnico catalán lo ha refrendado esta mañana en la sala de prensa del Bilbao Arena. Mañana y nada más. ¿Se confirmaría con ganar uno de los dos encuentros? «No firmaría ganar un solo partido (de los dos de la serie que se van a disputar en la ciudad castellana). Firmaría hacer un buen partido mañana. Nosotros queremos ir allí y hacer un buen partido. Queremos pensar únicamente en el viernes», ha indicado el técnico de los hombres de negro, que cuenta con todo el equipo a su disposición.

Sin problemas físicos, y fuertes en el apartado mental. «Sabíamos que iba a ser una eliminatoria dura y difícil. Palencia es un rival que era extraño que acabara noveno. Sabíamos que iba a ser un play-off complicado, que no iban a bajar los brazos», ha significado Mumbrú, que apuntó la clave de la derrota del domingo y, por tanto, de lo que no debe repetirse mañana a partir de las 21.30 horas en el Pabellón Municipal de Deportes de Palencia. «Tenemos que mejorar cosas, está claro que es difícil, tanto para nosotros como para el Palencia sorprender. Lo que tenemos que hacer es las cosas bien. En el tercer cuarto, por ejemplo, hubo malos momentos, y tenemos que ser mucho más consistentes», ha urgido a su tropa.

«Nos desconcentramos un poco»

Y ha seguido con esa receta, dejando de lado el arbitraje, como ha sido la norma habitual de la casa de negro este curso. «Tenemos que igualar su mismo nivel físico, no queda otra. Eso es cosa nuestra. No comento nada de los árbitros, ellos subieron el nivel físico y nosotros nos quedamos un poquito atrás. Y estamos en condiciones de igualarles. El otro día nos desconcentramos un poco en el tercer cuarto, y en cinco o seis minutos nos sentenciaron el partido».

Entre otras cosas, por la efectiva defensa de Aitor Zubizarreta sobre los directores de juego bilbaínos. «Ellos tienen dos bases muy agresivos y su plan de juego es intentar para a nuestros bases. Es cierto que el viernes encontramos más ritmo de juego, pero el domingo no supimos hacerlo. Esperemos hacerlo mañana y buscar soluciones para que nuestros bases estén más liberados», ha indicado.