Miribilla regresa a la ACB

«Espero un ambientazo ante el Valencia, será especial para Javi Salgado»

Alex Mumbrú./
Alex Mumbrú.

El entrenador Alex Mumbrú asegura que Miribilla será una caldera para arropar al RETAbet en su regreso a la ACB, pero advierte de que el equipo «siempre ha trabajado con los pies en el suelo»

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

La victoria del RETAbet en Tenerife no ha cambiado la cautela de Alex Mumbrú en el retorno a la ACB. «En el deporte todo es muy rápido. Tenemos un partido el domingo (la segunda jornada, en Miribilla contra el Valencia). Siempre hemos trabajado con los pies en el suelo tanto en las victorias como en las derrotas. El otro día hicimos un partido muy serio durante los cuarenta minutos en un campo difícil, pero el calendario no te deja respiro», ha recalcado el entrenador del Bilbaobasket en el pabellón de La Casilla, minutos antes de una sesión preparatoria.

El técnico no ha dudado en absoluto en que Miribilla será una caldera en el regreso a la ACB. «Seguro que tras la victoria en Tenerife la gente vendrá más animada -ha declarado-, pero también espero un ambientazo porque será un partido muy especial para Javi Salgado. Se retiró y es un jugador emblemático e importante para la historia del club y del baloncesto vizcaíno, que le hace un homenaje. Siempre es bonito recibir el cariño de la gente».

El recordatorio al 'crack' de Santutxu es la única concesión que se ha permitido Mumbrú de cara al complicado encuentro con los valencianos, a los que el RETAbet opondrá las armas de siempre. «Humildad, trabajo y la misma disponibilidad cuando ganamos y cuando perdemos -ha detallado el técnico-. Nos enfrentamos ahora a un equipo de Euroliga, que viene de ganar en casa con gran diferencia, y con una gran plantilla».

Las rotaciones

Ha añadido Mumbrú que el Valencia tiene una plantilla más larga que el año pasado y llega a Bilbao tras imponerse en casa con gran facilidad. «Se han reforzado muy bien en las posiciones que les faltaban. Son catorce y tienen que dejar fuera de la lista a dos buenos jugadores que podrían ser titulares en cualquier otro equipo. Son un obús». Como ejemplo de lo que ha dicho, el técnico ha señalado que en el primer partido de los valencianos quien más jugó sumó veinte minutos. «Eso da una idea del equipazo que son, de las rotaciones que pueden tener».

Frente a ese tipo de rivales, Mumbrú ha asumido con realismo que los hombres de negro sean un 'hermano pequeño' de la Liga Endesa, con un presupuesto exiguo y sin ser nunca favoritos. «Es así. -ha insistido-. Está claro que nuestra ventaja es poder jugar en casa con nuestra gente. Siempre es un plus, para nosotros y para los demás equipos».

Realmente, la inyección de moral que ha supuesto empezar la competición ganando fuera tiene una caducidad muy corta para el RETAbet, según el entrenador. «Hacer valoraciones por haber ganado un partido… Vale, es un partido importante. Sabemos que tenemos que sumar victorias y hemos empezado haciéndolo. Para la afición es muy bonito, pero no hay tiempo para disfrutar de los triunfos».

Ha reiterado Mumbrú que plantar cara al Valencia en Miribilla exigirá un gran esfuerzo al RETAbet, que sólo cuenta en sus filas con tres piezas con experiencia en la ACB, más gente proveniente de la liga francesa y de la LEB. Y en cambio el Valencia disputa otra liga, la de los seis primeros puestos. «Hay que parar los parciales que tienen. El otro día en el segundo cuarto ganaban de quince puntos. Hay un momento en que rompen el partido y se van treinta arriba. Hay que igualar su nivel físico, sus rotaciones… Debemos estar muy serios durante todo el partido».

Sobre el concurso de Balvin en ese partido, el técnico no se ha atrevido a pronunciarse. «Lleva cuatro entrenamientos con nosotros. Todavía está un poco fuera del ritmo que se necesita. Vamos a ver si poco a poco podemos meterlo más».