Bilbao Basket

«Somos un equipo ACB, pero es más importante quitarnos primero la deuda»

Isabel Iturbe, Javier Barcala y Carlos del Campo./E.C
Isabel Iturbe, Javier Barcala y Carlos del Campo. / E.C

El Bilbao Basket consigue pese al descenso a la LEB casi 5.000 abonados, un poco menos que el año pasado, y mantiene el grueso de patrocinadores

Javier Muñoz
JAVIER MUÑOZ

No pueden dar cifras absolutas, porque todavía han de rendir cuentas a la junta de accionistas, pero los responsables del Bilbao Basket están felices. El primero en demostrarlo este miércoles, durante un desayuno de trabajo con la prensa en el hotel Ercilla, ha sido Javier Barcala, director general del club, que informó de que en la LEB Oro (la segunda división del baloncesto), el equipo había logrado, hasta el martes, 4.979 abonados para Miribilla, mil más de lo esperado y cerca de los 5.225 de la pasada temporada. Los patrocinadores también han respondido, prosiguió Barcala, ya que la mayoría de ellos se ha mantenido (lógicamente RETAbet, el principal), lo que constituye una respuesta empresarial de la que «estamos gratamente sorprendidos».

Como es lógico, tanto los abonos como los sponsors reportarán menos dinero, pero según Carlos del Campo, consejero delegado, se puede hacer un presupuesto viable en la LEB, a partir de un retroceso del 35% en los ingresos acompañado por un recorte del 60% de los gastos. Y todo ello con un objetivo primordial: «Quitarse el histórico, la mochila. Somos un equipo ACB y queremos subir cuanto antes, pero es más importante quitarnos primero la deuda. Resolvamos este asunto, dejémoslo finiquitado», resumió Del Campo.

El consejero delegado se refirió a los 6,5 millones de euros que pesan como una losa sobre el Bilbao Basket-RETAbet. Una suma que tiene que negociar con dos grupos de acreedores, unos privilegiados y otros de rango ordinario, a fin de dejarla en 1,5 millones. Ése sería un fardo económico asumible, que se pagaría con el fondo para descensos de la ACB (la patronal de clubs de primera división). Son en torno a 1,5 millones de euros que quedarían en 1,1 millones después de pagar salarios atrasados a jugadores y empleados.

De momento, los acreedores han mostrado una buena disposición, incluida la Diputación. Según Del Campo, podría cerrarse un acuerdo en primavera. A partir de ahí, y de salir las cosas bien, podría decirse que el club se 'resetearía' y pensaría sólo en la ACB, donde, según el consejero delegado, los actuales rectores echan de menos al Bilbao Basket, cuyo equipo ha conseguido reunir en Miribilla en el arranque de la LEB Oro a más gente que en el partido de Euroliga entre el Gran Canaria-Barcelona del pasado lunes.

Descenso de la ACB

Porque ésa es la conclusión que ha extraído el RETAbet después de los primeros partidos en un torneo inferior. Bilbao tiene público, y no sólo los abonados, para disfrutar con un equipo en la élite del basket. «Ha quedado de manifiesto que la base social es muy potente. La gente ha identificado que era el momento de estar con el club y ha respondido a pesar de todo lo que ha pasado», declaró Del Campo.

Aludía a las deficiencias del Bilbao Basket en la atención a sus abonados y a la afición, algo por lo que pidió perdón y que justificó por el «colapso institucional» que se produjo en mayo con el descenso de la ACB. «Hubo que cambiar de oficina, los recursos humanos eran escasos...», se lamentó el consejero delegado, destacando que, a pesar de esos escollos, la crisis no ha repercutido finalmente en la afluencia de espectadores a Miribilla, sino todo lo contrario. «No hemos atendido bien a la gente y queremos corregirlo», prometió.

Los responsables del Bilbao Basket han aprovechado el encuentro con la prensa para destacar la labor de su fundación, una entidad diferente que se ocupa de la cantera y que ha puesto en marcha un equipo cadete y otro juvenil en la Liga Vasca. Los rectores del RETAbet reconocen que el club tal vez ha dado la espalda al baloncesto vizcaíno, pero han dejado claro que eso no va a ser así en el futuro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos