El RETAbet consolida sus virtudes

Brown, siempre valiente, trata de superar al mundialista canadiense Morgan. / Iñaki Porto

Amplía la mejora ya apuntada contra el Baskonia y vence al Joventut para cerrar su pretemporada con margen para la confianza

José Manuel Cortizas
JOSÉ MANUEL CORTIZAS

Con Balvin en el banquillo todo parece más estimulante

Sólo ha llegado, ha visto un entrenamiento de sus nuevos compañeros y ha acompañado al equipo en su amistoso de cierre de intersesión contra el Joventut. Pero está, físicamente, con los hombres de negro, lo que es mucho. Su gran Mundial en China hizo hasta temer que hubiera algún equipo de rango superior que le tentara con unas redes teñidas de competición continental. No sucedió y Balvin ya ejerce como hombre de negro. Verle ayer en el banquillo fue tan estimulante como corroborar que sus 217 centímetros de altura son hiperreales. Vaya esqueleto del poste checo, operativo ya para el Bilbao Basket.

Además de seguir el encuentro, meterse en los tiempos muertos como si fuera a saltar a pista y ser informado in situ por los asistentes y compañeros de banquillo, permaneció en él tras acabar el choque, con Mumbrú pizarra en mano dándole explicaciones sobre lo que persigue su concepto de juego.