Bilbao Basket

«Hay que dejarles en pocos puntos»

Los hombres de negro en un partido anterior contra el Ourense./Ignacio Pérez
Los hombres de negro en un partido anterior contra el Ourense. / Ignacio Pérez

Los hombre de negro Iván Cruz y Rafa Huertas apelan a un arranque de partido intenso para generar dudas en un Melilla en el que juegan Josep Franch y Txemi Urtasun

J. A. PÉREZ CAPETILLO

El RETAbet Bilbao Basket se prepara para disputar este viernes otra de esas salidas exigentes y complicadas. Así debe entenderse el desplazamiento, en la decimocuarta jornada de la LEB Oro, al Club Melilla Baloncesto. El encuentro en el norte de África mide a dos conjuntos que persiguen al Betis y al Palencia, equipos con los que han caído los hombres de negro. El Melilla, séptimo con ocho victorias y cinco derrotas, viene de ganar en la pista del colista Prat por 73-77. Los dirigidos por Alejandro Alcoba forman un conjunto que, para el ala pívot madrileño del Bilbao Basket Iván Cruz, «es muy duro en su cancha, donde se hacen muy fuertes porque tienen mucha calidad.

Será un choque complicado, ya que cuentan con jugadores como Josep Franch, uno de los mejores bases de la competición, Txemi Urtasun o Gilling, a los que hay que defender muy bien», recalcó antes del entrenamiento de la tarde. El ex del Betis lanzó como uno de los mensajes clave que «hay que dejarles en pocos puntos, porque si no te pueden hacer mucho daño. Tienen una plantilla muy competitiva». El jugador formado en la cantera de Estudiantes, que hizo 15 puntos ante el Ourense y que se esmera en «poder aportar en ataque», consideró como «normal» que la adaptación del grupo «esté costando un poco», y recordó que «todo el mundo quiere ganar al Bilbao Basket y venir a morder».

Rafa Huertas

Por su lado, el andaluz Rafa Huertas, con mucha experiencia en la categoría, entiende que el próximo encuentro ante el Melilla, tercero el año pasado y segundo hace tres temporadas, es de los que «no hay que bajar los brazos en una liga tan complicada como es la LEB. Atrás no están tan bien como nosotros. Pero cuando salen enchufados es de esos equipos muy difíciles, y cuando no lo hacen tienen dudas. Así que es muy importante lograr que no empiecen bien».

El escolta, que cuando llegó a Bilbao no dudó en afirmar que el objetivo del Bilbao Basket debía de ser el de luchar por el ascenso, se mostró «satisfecho con el trabajo diario. Aunque ojalá estuviéramos con un balance de 13-0. A ver si tenemos suerte los días de los partidos grandes -en referencia a los ya jugados en Sevilla y en Palencia, y ahora Melilla-». Por eso, insistió en que los hombres de negro deben ofrecer su mejor versión este viernes porque «el Melilla tiene equipo para estar más arriba y hacer daño a cualquiera. Cuando no empiezan bien suelen ponerse nerviosos», reconoció, apelando a una salida fuerte del RETAbet Bilbao Basket para evitar un nuevo fallo en la pista de uno de los gallitos de la LEB Oro.