El capitán Rousselle se marcha del Bilbao Basket al Dijon francés

El galo pone punto y final a su estancia de tres temporadas en el Bilbao Basket

Juanma Mallo
JUANMA MALLO

Jonathan Rousselle (Seclin, Francia, 32 años), el capitán del Bilbao Basket en el regreso a la Liga Endesa, se marcha de Miribilla. El base francés, todo pundonor, la prolongación de Álex Mumbrú -otro que se va- en la cancha, fichará por el Dijon de su país, un conjunto que ha terminado quinto en la fase regular de la LNB Pro A y que acaba de ser eliminado en las semifinales por el título por el Lyon-Villeurbanne. Abandona el Bilbao Arena un director de orquesta que lo ha dado todo por la camiseta de negro, que siente la villa como el que más.

«Los mejores momentos de mi carrera los he vivido en Bilbao». Palabra de capitán en una entrevista con EL CORREO. ¿Qué ha vivido? Pues el fabuloso primer ejercicio, aquel cortado por la pandemia, que llevó al Bilbao Basket a la fase final de Valencia. Un recién llegado a la Liga Endesa que, liderado por jugadores como Rousselle, Bouteille, Balvin y Brown, entre otros, que se metió entre los mejores tras terminar quinto en la liga regular. Yantes en la Copa, su «momento más feliz». «Cuando nos clasificamos para la Copa en el Palau en mi primer año. Hicimos una temporada increíble con gente inolvidable».

También padeció el sufrimiento del pasado curso, aquel que se resolvió de manera mavillosa en el último encuentro, con una victoria sensacional frente al Joventut. Y, por supuesto, ha disfrutado de este curso subido en la ola del optimismo y de la ilusión, inimaginable al principio de temporada.

Abandona Bilbao con 84 partidos en su maleta (49 de titular, este año secundario de Rafa Luz), con dos lesiones de cierta entidad, en el tendón de Aquiles y en la muñeca, y una media de ocho puntos por encuentro. La del tobillo le dolió mucho, porque dejó al equipo en el complicado final de curso. «Cuando me lesioné el año pasado y dejé el equipo en los últimos cinco partidos. No pude más, casi no podía ni andar sin tomar »pirulas« o pincharme. Decidimos parar y llamar a alguien sano (Athinaiou) para ayudar a salvarse. Era la mejor solución».

¿Su especialidad? Las asistencias, con 3,5 por duelo. Su partido estelar en cuanto a puntos fue frente al Burgos en diciembre de 2020, con 19. En asistencias, diez, contra el Gran Canaria en enero de 2021.

Ahora, todo eso queda en un maravilloso recuerdo en una ciudad en la que todavía permanece a la espera de que sus hijos terminen el curso escolar. Se marcha una de las referencias de los últimos tiempos, un jugador siempre comprometido, inolvidable, por ejemplo, su mecánica de tiro, esa especie de arquero que quedará en la memoria de todos los hinchas del Bilbao Basket.