Hakanson ha firmado dos partidos notables con la selección de Suecia. / efe

El Bilbao Basket recibe a un rival revitalizado por una racha positiva

El Fuenlabrada ha sumado tres victorias en los cuatro últimos partidos para salir del fondo de la clasificación

J. F. CACHORRO

Los hombres de negro reciben el domingo (12.30 horas) a un adversario que ha ascendido desde los infiernos hasta una posición cómoda en la tabla. El rumbo del Carplus Fuenlabrada cambió radicalmente a partir de la tercera jornada para disfrutar ahora de un momento dulce. Hasta entonces arrastraba tres derrotas en sendos encuentros y se ahogaba en el pozo de la clasificación tras perder en el Pabellón Fernando Martín contra el Girona y el Barcelona y caer como visitante en la pista del Breogán. La directiva decidió entonces prescindir de Josep Maria Raventós, el entrenador que había hecho los deberes durante curso y medio, y situar al frente del banquillo a José Luis Pichel, miembro del staff técnico del club, de forma interina.

Con el preparador de la casa manejando el timón, los azules han recuperado la sonrisa al sumar tres triunfos (como locales, ante el Betis y el Manresa, y a domicilio, frente al Zaragoza) en los cuatro últimos partidos, con la 'lógica' derrota en la cancha del Real Madrid. La receta de Pichel para revitalizar a la plantilla fuenlabreña no tiene unos ingredientes identificados, como él mismo apunta. «No hemos hecho una revolución. Son varias cosas que hacen al equipo ganar confianza y también que estamos mejorando día a día, pero no hay un motivo concreto», explica el técnico madrileño. Gracias a sus méritos, la directiva del Fuenlabrada le confirmó ayer mismo en el cargo hasta final de temporada.

Evidentemente, la resurrección colectiva ha venido acompañada por la progresión de jugadores clave. Un ejemplo de tal transformación se personifica en el base serbio Jovan Novak (segundo de la Liga en asistencias –6,6– y segundo en eficacia en triples –58,8%– ). También han mejorado sus números de forma notable el alero neoyorquino Lasan Kromah (15,75 puntos por encuentro con un 55,26% de efectividad) y el pívot serbio Dusan Ristic (2,13 metros, 14,75 puntos y cinco rebotes por duelo).

El momento feliz del Fuenlabrada se ensombreció la pasada jornada con la baja para el resto de la temporada, por una lesión de rodilla, del pívot Bassala Bagayoko, de solo 16 años, poseedor del récord de precocidad de la Liga al debutar con 14 años. Pese a su juventud, el maliense era hasta ahora el séptimo jugador azul con más minutos en pista (17,24).

Los anfitriones del choque en Miribilla han tomado buena nota de la evolución de los madrileños. Para el director deportivo del Surne, Rafa Pueyo, «como muchas veces pasa, no siempre, el cambio de entrenador les ha hecho cambiar la cara y están con más energía y confianza... y jugando bien. Pero nosotros, jugando en casa, esperamos superarles». Una de las armas del Bilbao Basket para lograr su objetivo se encuentra en su superioridad en los rebotes, ya que el Fuenlabrada ocupa la penúltima posición en la ACB con 31,9 capturas por partidos, mientras que el Surne es séptimo, con 36,9. Pichel reconoce que su equipo debe mejorar en este aspecto y espera «tener una evolución en rebote... En algún momento haremos clic y empezaremos a rebotear mejor». Tras perder en todos los partidos anteriores, los azules se impusieron por primera vez en los rebotes en la última jornada, contra el Manresa.

Eficacia en los tiros

Durante las dos semanas de parón por la celebración de de las ventanas FIBA, llegaron del exterior buenas noticias hasta el Bilbao Arena. El base Ludde Hakanson brilló con luz propia con la camiseta de la selección de Suecia. El hombre de negro anotó contra Estonia 24 puntos y firmó seis rebotes y seis asistencias. Contra Israel se salió con 29 puntos y una eficacia descomunal (6 aciertos en 7 tiros en tiros de dos puntos y 5 canastas de los 10 triples lanzados).

El buen momento del escandinavo es necesario en un Bilbao Basket que debe corregir algunos aspectos para superar al Fuenlabrada. Entre otras cosas, tiene que mejorar su índice de lanzamientos convertidos en puntos porque en la actualidad es el peor equipo de la Liga Endesa en porcentaje de tiros de dos y triples.