El Bilbao Basket recibe el respaldo de los accionistas al aprobarse las cuentas

Carlos del Campo, consejero delegado del Bilbao Basket./Ignacio Pérez
Carlos del Campo, consejero delegado del Bilbao Basket. / Ignacio Pérez

Se sacaron adelante por mayoría tanto los presupuestos del club como la modificación en el valor de las acciones de la entidad

EL CORREO

La Junta General de Accionistas del Bilbao Basket dio un respaldo casi absoluto a todas las propuestas presentadas por la dirección del club la tarde noche del viernes. Así, se aprobó por mayoría tanto las cuentas económicas del club como la modificación en el valor de las acciones de la entidad.

Fue una jornada amable para el consejo de administración del Bilbao Basket, dirigido por Isabel Iturbe, que vio refrendadas todas sus propuestas de forma rotunda en una Junta de Accionistas en la que se contó con la presencia, entre representadas y presentes, recogidas en torno al 34% de las acciones de la sociedad.

Tanto la liquidación del presupuesto del año pasado como la previsión de gastos e ingresos previsto para la actual temporada recibieron apoyos de casi la totalidad de los asistentes a la Junta de Accionistas. Lo mismo sucedió con el punto en el que se decidió rebajar el valor de las acciones de la entidad. Para compensar pérdidas de ejercicios anteriores, se acordó una reducción del capital social del Bilbao Basket, que pasó de un importe de 1.246.863 euros a la cifra de 775.077,00 euros, mediante la disminución del valor nominal de las 67.398 acciones representativas del capital social que pasaron de valer 30 euros a 11,5 euros cada una.

Lo que los accionistas aprobaron fueron las cuentas presentadas por el club hace unos meses. En aquella rueda de prensa, Carlos del Campo, consejero delegado, ya avanzó que el club había realizado un presupuesto viable en la LEB, a partir de un retroceso del 35% en los ingresos acompañado por un recorte del 60% de los gastos.

Y todo ello con un objetivo primordial: «Quitarse el histórico, la mochila. Somos un equipo ACB y queremos subir cuanto antes, pero lo más importante es quitarnos la deuda. Resolvamos este asunto, dejémoslo finiquitado», resumió Del Campo.

El consejero delegado se refirió a los 6,5 millones de euros que pesan como una losa sobre el RETAbet Bilbao Basket. Una suma que tiene que negociar con dos grupos de acreedores, unos privilegiados y otros de rango ordinario, a fin de dejarla en 1,5 millones.

Ese sería un fardo económico asumible, que se pagaría con el fondo para descensos de la ACB (la patronal de clubs de primera división). Son en torno a 1,5 millones de euros que quedarían en 1,1 millones después de pagar salarios atrasados a jugadores y empleados.

«Resetearse»

Los acreedores mostraron una buena disposición, incluida la Diputación. Según Del Campo, podría cerrarse un acuerdo en primavera. A partir de ahí, y de salir las cosas bien, podría decirse que el club se «resetearía» y pensaría sólo en la ACB, donde, según recordó el consejero delegado, los actuales rectores echan de menos al Bilbao Basket, que hasta ahora ha conseguido reunir en Miribilla en los encuentros que ha disputado más gente que en muchos de los partidos que se disputan en la categoría superior.

 

Fotos

Vídeos