El Bilbao Basket quierellegar a 6.000 abonados

Miribilla volverá a ser una de las canchas más explosivas y con más asistencia de la ACB, donde el RETAbet debe hacerse fuerte./manu cecilio
Miribilla volverá a ser una de las canchas más explosivas y con más asistencia de la ACB, donde el RETAbet debe hacerse fuerte. / manu cecilio

El club presenta hoy la campaña de venta de localidades para la Liga Endesa y espera expedir un 20% más de carnets que en la LEB Oro

Robert Basic
ROBERT BASIC

El Bilbao Basket quiere más fuego en las gradas del infierno, más gotas en la aglutinadora marea negra, que jamás falla y siempre acompaña sin importar el resultado ni la categoría en la que milita su equipo. El club se ha marcado el objetivo de llegar a 6.000 abonados en su regreso a la élite, a la Liga Endesa, aproximadamente 1.000 más de los que tuvo en su exitosa y corta travesía por la LEB Oro. El reto de expedir un 20% más de carnets comienza hoy con la presentación de la campaña de abonos titulada 'Hemos vuelto/Itzuli gara', que se celebrará en Miribilla. La principal fuerza del RETAbet es su masa social, su gente, cuya fidelidad está esculpida en mármol y que volverá a llevar en volandas a los muchachos de Álex Mumbrú. Todavía falta rematar la plantilla y cerrar fichajes que inunden de kilos y centímetros la pintura y que apuntalen la organización de juego, pero subir la temperatura ambiente en el pabellón es primordial para sobrevivir en la segunda mejor liga del mundo.

La franquicia de Miribilla dará hoy detalles de la nueva campaña de abonados que lleva grapada la marca ACB en su tarjeta de presentación. El año pasado, una vez consumado el descenso, el club mantuvo prácticamente la totalidad de su masa social y el pabellón apenas acusó la pérdida de la categoría. Unos 5.000 fieles renovaron su compromiso con los hombres de negro -en ocasiones hubo hasta más de 8.000 personas en la grada- y ahora los gestores esperan dar un salto y crecer hasta los 6.000, lo que aportaría un extra a la exigida tesorería de la entidad. Los precios se especificarán en el acto de presentación, aunque este periódico ha podido saber estarán ligeramente por debajo de la media de los conjuntos de la Liga Endesa.

En su última campaña en la élite, la 2017-2018, el coste de los carnets para adultos oscilaba entre los 220 y los 575 euros, mientras que el infantil iba de 150 a 283. En la LEB Oro, la horquilla estaba entre los 150 y los 350 (los accionistas pagaban menos) y los niños se movían entre los 75 y los 125. Habrá que ver ahora la oferta que ha preparado el club y las distintas opciones de abono de las que disfrutará la marea negra.

Base, cuatro y cinco

La actividad en los despachos es frenética y la dirección deportiva del RETAbet trabaja en la confección de una plantilla a la que aún le faltan unas cuantas piezas por encajar. Mumbrú todavía necesita incorporar a un base, un cuatro y un cinco, que debería ser el checo Ondrej Balvin -una mole de 26 años y 2,17 de altura-. El Bilbao Basket busca con mimo al jugador al que entregaría la dirección del equipo, una vez que cuenta con la ya casi segura llegada del experimentado y veterano Rafa Martínez. El alero francés Axel Bouteille está firmado y toca apuntalar al plantel con un director y un ala-pívot. Hay varias posibilidades encima de la mesa, pero el verano es largo y el club quiere elegir bien.