Lakovic atiende a los medios alemanes después de un partido con el Ratiopharm Ulm. / R. U.

El Bilbao Basket intenta convencer a Jaka Lakovic para que sea su entrenador

Con pasado en el banquillo del club de Miribilla, el esloveno dirige al Ratiopharm Ulm alemán y su fichaje es complicado

Robert Basic
ROBERT BASIC Bilbao

El Bilbao Basket intenta convencer al esloveno Jaka Lakovic para que sea su entrenador a partir de la próxima temporada. La operación se antoja complicada porque el balcánico, actual técnico del Ratiopharm Ulm alemán y con pasado en el banquillo de los hombres de negro, no ve claro su aterrizaje en la capital vizcaína debido a las limitaciones económicas del club a la hora de confeccionar la plantilla. Un presupuesto de poco más de un millón para completar un puzle de 12 piezas -las de Hakanson, Goudelock, Rigo y Reyes ya están encajadas en el nuevo proyecto- exige un ejercicio de imaginación, valentía y acierto que este joven preparador de 43 años no termina de ver. En el plano personal no había ningún problema, pero la dificultad de acceder a un determinado abanico de jugadores porque se van de precio disuade a Lakovic de tomar las riendas de un equipo que jugará en dos competiciones.

El técnico esloveno, quien ya estuvo en el banquillo del Bilbao Basket en la temporada 2017-2018 como asistente de Carles Duran y Veljko Mrsic y que por las exigencias del guion tuvo que cerrarla en solitario cuando el equipo estaba ya prácticamente descendido, pidió unos días de reflexión cuando el Surne llamó a su puerta. Ambas partes acordaron hablar más adelante y tomar una decisión, que de momento no ha cristalizado en un apretón de manos y presenta dificultades para convertir al de Ljubljana en el sucesor de Álex Mumbrú. El esloveno es solo uno de los candidatos elegidos para capitanear la nave bilbaína en un año con dos competiciones, la Liga Endesa y la Basketball Champions League, pero las limitaciones presupuestarias alimentan los miedos de Lakovic. En cualquier caso, las conversaciones se mantienen, aunque convencerle es una tarea complicada.

Como jugador, el exbase defendió los colores del Barcelona y el Panathinaikos, además de los del Galatasaray, Air Avellino y Gaziantep BSB a lo largo de su carrera deportiva. Lakovic estuvo cinco temporadas en el Barça, lo que le permitiría trabajar en clave ACB, además de contar con dos años de experiencia en la Liga Endesa como técnico ayudante en el propio Bilbao Basket y el Joventut. También forma parte del staff técnico de la selección de Eslovenia, con la que se colgó el oro en el Eurobasket de 2017.

Abanico de candidatos

Después de foguearse en los banquillos como segundo de Alfred Julbe (Barça B), Carles Duran y Veljko Mrsic (Bilbao Basket y Joventut), Lakovic dio el salto y empezó a volar en solitario. Lo hizo en verano de 2019, cuando se sentó en el banquillo del Ratiopharm Ulm de la máxima categoría alemana. Acaba de cerrar su tercera campaña con el conjunto teutón y en todas ha logrado meterlo en la lucha por el título.

En el curso 2019-2020, el equipo llegó hasta las semifinales y perdió ante el Ludwigsburg; al año siguiente repitió el resultado, solo que en aquella ocasión cayó frente al Alba Berlín; y hace unas semanas llegó hasta cuartos, donde una vez más no pudo con el Ludwigsburg. En la Eurocup ha logrado meterse entre los ocho mejores, con el aval de haber eliminado a la 'Penya'.

Lakovic es la apuesta inicial del Bilbao Basket, pero no la única. Si no viene, algo muy posible porque las cuestiones económicas relativas a la plantilla son las que son, la franquicia de Miribilla estudiará los mejores perfiles que tiene encima de la mesa e irán a por el más adecuado. Hay una condición indispensable: el elegido debe tener conocimientos de la ACB.