Las peñas del Bilbao Basket quieren que Miribilla sea un hervidero, también cuando el equipo va abajo en el marcador. / luis ángel gómez

La marea negra contraataca al covid

Las peñas del Bilbao Basket quieren subir el grado de animación en Miribilla la próxima temporada después de sufrir los golpes de la pandemia

JOSÉ FÉLIX CACHORRO

Han vuelto con más ganas de empujar a los suyos y ya planean elevar la animación en el Bilbao Arena. Quieren meter más ruido y echan de menos los mejores años, cuando diez mil voces rugían en las gradas y nacía el famoso efecto Miribilla. El confinamiento les expulsó de sus asientos y debilitó su pulso interior, aunque pudieron volver, prim

logo-correo-on2.svg
Este contenido es exclusivo para suscriptores