El Bilbao Basket juega en Melilla: alta exigencia ante un rival directo

Mumbrú da instrucciones a sus jugadores en el duelo ante el Ourense. /Ignacio Pérez
Mumbrú da instrucciones a sus jugadores en el duelo ante el Ourense. / Ignacio Pérez

Mumbrú advierte de que el partido de hoy en Melilla es similar a los de Sevilla o Palencia, ya que el RETAbet se mide a un rival que aspira a subir

J. A. P. CAPETILLO

Álex Mumbrú es consciente de que a su equipo le espera hoy (20.30 horas), en el pabellón Javier Imbroda de Melilla, una reválida y un encuentro de esos que, a priori, portan el calificativo de «interesante». Y asume que la de los melillenses es una de esas canchas parecidas, en cuanto al rival que va a comparecer enfrente, a las de Sevilla y Palencia. En estos dos pasados desplazamientos, a los hombres de negro les costó «entrar» en la contienda y cosecharon sendas derrotas. La lección ya la tienen, por tanto, aprendida. Ahora, se esmerarán por recitarla en la pista de «un gran equipo y muy competitivo, con buenos jugadores como Txemi Urtasun, Gilling o Josep Franch, que seguro jugará contra nosotros. Así como con un pívot grande como Dos Anjos», algo que le preocupa al técnico catalán porque sus hombres no se han encontrado hasta ahora con jugadores de una envergadura como la del brasileño (2.18), un joven de 20 años formado en la cantera del Real Madrid y que ya ha pasado por el Oviedo, San Pablo Burgos y Breogán.

De nuevo, como ocurrió ante el Palencia, la pugna es entre dos conjuntos que portan diferentes armas. «Nosotros somos más destructores de juego. Somos la segunda mejor defensa de la categoría -después del Lleida- y esto lo hacemos bien. Aunque, a veces, permitimos alguna canasta fácil. Tenemos que jugar más fluidos después de la recuperación del balón», solicitó Mumbrú antes de un viaje peculiar como es el de Melilla. «Solemos intentar estar el menos tiempo posible fuera de casa. Pero esta vez no es posible. Hay que hacer conexiones. Y sabemos lo que nos vamos a encontrar allí: un pabellón pequeño y una plantilla confeccionada para subir», advirtió.

Una de las piezas estrella del Melilla es el escolta Txemi Urtasun, quien antes de comenzar la campaña «estuvo esperando alguna opción de algún equipo de ACB. Y luego prefirió Melilla. Nos encantaría tener a los máximos jugadores vizcaínos en el Bilbao Basket», respondió Mumbrú cuando se le cuestionó por la opción de que el escolta pudiera haber recalado en la entidad bilbaína.

Con el RETAbet en los primeros clasificados de la LEB Oro, el entrenador catalán sostiene que «estamos cerca de lo que queremos ser, pero aún nos falta. Salvo con la incorporación de Rafa (Huertas) y Leo (Demetrio), casi todos los demás habían jugado en otras Ligas y no en la LEB. Necesitamos más tiempo que otros equipos».

La filosofía defensiva

Se felicitó por que poco a poco la plantilla entiende la «filosofía defensiva» y volvió a insistir en que para salir airosos de Melilla hay que «igualar el nivel físico, y estar lúcidos en ataque y en defensa». Ante la posible mayor presión del Melilla de cara a este importante y exigente choque -el Bilbao Basket cuenta con una victoria más que los del norte de África-, Mumbrú desmontó esta tesis al asegurar que «prefiero tener esa presión de jugar en casa y hacerlo siempre en Miribilla, porque la presión es diferente». Sabedor de que los gallitos de la categoría pasarán en la segunda vuelta por el Bilbao Arena, repitió que esta jornada supone otro desplazamiento ante un equipo «competitivo como el Betis y el Palencia».

La novedad

Junior.
Miguel Ruiz, de 16 años, está con el equipo en Melilla. Es la primera vez que viaja un canterano.