Hakanson saluda a la afición en el último duelo de la temporada, frente al Betis. / AINHOA GORRIZ

Hakanson abandona por lesión la concentración con Suecia y vuelve a Bilbao

Unas molestias en la cadera obligan al base del Surne a regresar a la capital vizcaína en plena pretemporada

CARLOS NIETO GARCÍA

Una lesión de cadera ha obligado a Ludde Hakanson a abandonar la concentración de la selección sueca en plena ventana de partidos internacionales. De esta forma, el base del Surne regresa a Bilbao para la rehabilitación. Una vez deje atrás las molestias se incorporará a los entrenamientos de Jaume Ponsarnau para preparar una ilusionante temporada en la que Miribilla volverá a acoger partidos de Champions.

«Hemos decidido que lo mejor es ir a Bilbao a cuidar el cuerpo», ha anunciado Hakanson en un escueto mensaje en Twitter en el que deposita su total confianza en que el equipo haga un buen papel en un Hovet «en ebullición». El pabellón del distrito de Johanneshov, en la capital, Estocolmo, acogerá un encuentro de la fase de clasificación para el Mundial 2023, el jueves ante Alemania. El combinado nórdico se enfrenta también a Israel (domingo), partido que se jugará en el Shlomo Group Arena de Tel Aviv.

La federación sueca emitió un comunicado de mayor extensión en el que detalló la situación de su jugador. «El base de la selección y uno de los jugadores más influyentes del equipo en lo que va de la fase de clasificación para el Mundial ha sufrido una lesión que le impide entrenar y jugar durante esta ventana de la selección. Ludde, en consulta con la dirección del equipo nacional, ha regresado a Bilbao para someterse a nuevos exámenes y a la rehabilitación». «Significa mucho para el equipo, tanto con su juego como con su liderazgo», ha comentado su seleccionador, Mikko Riipinen.

Tercera temporada como hombre de negro

Hakanson dice que «echaré de menos a los chicos y, por supuesto, les deseo la mejor de las suertes y estoy seguro de que harán un gran trabajo. Hemos demostrado que tenemos algo bueno en lo que basarnos, y estoy deseando volver en la próxima convocatoria de la selección». El de Estocolmo ha sido titular en los seis partidos disputados hasta ahora en la fase de clasificación para el Mundial, con una media de 18,5 puntos y 8,5 asistencias por partido. Números de estrella mundial que espera seguir cosechando en el Bilbao Basket, con el que renovó en mayo por una temporada con opción a otra.

El sueco, que afronta su tercera campaña en Miribilla, firmó la temporada pasada su mejor año como hombre de negro. Ofreció un buen rendimiento desde la posición de dos, con una media de 9,4 puntos, 3 asistencias y 1,8 rebotes por partido. Sus porcentajes fueron aceptables, aunque la calidad y la muñeca del sueco invitan a pensar en que la evolución es posible: un 52,6% en tiros de dos, un 32,5% en triples y un 85,9% desde la línea de castigo.