Smith arma la jugada en un partido de la Champions League. / Basketball Champions league

El Bilbao Basket ficha a Adam Smith como sustituto de Goudelock

El combo americano viene del Hapoel Holon, donde coincidió con el pivote de los hombres de negro Michale Kyser

Robert Basic
ROBERT BASIC

El Bilbao Basket ha firmado al combo americano Adam Smith para sustituir al lesionado Andrew Goudelock, quien se rompió la rodilla en un amistoso contra el Oporto en Laredo y será baja de larga duración. El jugador de Louisville viene a cubrir el hueco en la posición de dos, pero también puede actuar como base y de esta manera enriquecer las variantes y sistemas de Jaume Ponsarnau. El escolta, de 29 años y 1'85 de altura, es anotador puro y viene del Hapoel Holon, equipo en el que coincidió con el ahora también hombre de negro Michale Kyser. De esta manera, el club de Miribilla completa el puzle con la última pieza que faltaba en el engranaje del conjunto vizcaíno. Con la llegada del uruguayo Ubal y ahora de Smith, una adquisición notable, el Surne está listo para seguir puliendo su preparación de cara al estreno liguero del día 30.

El Bilbao Basket se ha movido con rapidez para tapar el boquete que ha dejado la grave lesión de Goudelock en la estructura ofensiva de los hombres de negro. La opción de Smith era muy deseada en el seno del club y por fin ha podido concretarse y cristalizar en un acuerdo. El escolta estadounidense es un tirador de raza, un anotador puro que, de todos modos, también sabe dirigir y generar ventajas para sus compañeros. Tiene mucha experiencia en Europa, donde llegó procedente de Georgia Tech, universidad en la que compartió pista y pasión por el balón naranja con el ex de la franquicia de Miribilla Ben Lammers. Los informes y referencias de Kyser también han jugado a favor de su llegada a la capital vizcaína. El de Lousville ha competido en siete países y 11 equipos diferentes gracias a su paso por Francia, Turquía, Italia, Grecia, Polonia e Israel. Atesora mucho baloncesto en su muñeca, que suele escupir fuego.

13,2 puntos de media

Smith, junto a Kyser, ganó la última liga israelí y jugó la Final Four de la Basketball Champions League (BCL) disputada el pasado mes de mayo en Bilbao. En la campaña 2021-2022, el tirador americano promedió 13,2 puntos en la competición doméstica, mientras que en la BCL fueron los 12,4 puntos anotados por partido. El Bilbao Basket espera que dé un gran rendimiento en Miribilla, donde tendrá que tirar del carro y hacer que la marea se olvide de Goudelock, o al menos que no se acuerde demasiado de la 'mini mamba'. Un reto difícil que el escolta ha aceptado encantado y piensa convertirse en uno de los líderes del conjunto vizcaíno. Un ejemplo: en el partido del 28 de marzo disputado contra el Hapoel Tel Aviv, el flamante fichaje de la franquicia de Miribilla metió 38 puntos en 33 minutos. Solo es una pequeña muestra de lo que es capaz de hacer en una cancha de baloncesto.

Será la primera experiencia de Adam Smith en la ACB después de su paso por las ligas francesa, turca, italiana, griega, polaca e israelí. Le viene además en su plena madurez deportiva, que ahora pondrá al servicio del Bilbao Basket. El equipo necesita de su muñeca y baloncesto para responder con garantías desde el perímetro. Al poder jugar en los puestos de uno y dos, Ponsarnau estará en condiciones de juntarle con Radicevic cuando haga falta para que Hakanson se libere de las tareas de dirección y busque la canasta rival como escolta. Y también le alternará con Francis Alonso, una pareja que en principio promete un carro de puntos. Una sociedad que, si todo sale bien, dará muchas alegrías a la marea que suele inundar el pabellón de Miribilla. El jugador se incorporará en breve a la dinámica del grupo y comenzará con un curso acelerado de aprendizaje de sistemas para llegar listo al arranque de la ACB. Solo faltan 17 días para que el balón vuele por los aires.