El Bilbao Basket oficializa la llegada de Schreiner, que dirigirá al equipo junto a Salgado

Thomas Schreiner, en su etapa con el Andorra./EFE
Thomas Schreiner, en su etapa con el Andorra. / EFE

El base austríaco viene de jugar las últimas cuatro temporadas en la ACB con el Andorra y el Burgos y también tiene experiencia en la LEB Oro

ROBERT BASIC

El Bilbao Basket ha oficializado este lunes la contratación del base Thomas Schreiner, quien se encargará de llevar las riendas del equipo junto a Javi Salgado, uno de los estandartes del club y que formará pareja con el internacional austriaco. La franquicia de Miribilla sigue colocando piezas en su puzle, aún con muchas casillas vacías, y la última aporta experiencia, tablas y horas de baloncesto en los parqués de la ACB y la LEB Oro. Schreiner viene de competir los últimos cuatro años en la Liga Endesa con las camisetas del Andorrra –tres temporadas– y San Pablo Burgos, equipo del que sale para convertirse en el nuevo hombre de negro. Es el tercer jugador firmado de cara al estreno en la categoría de plata después del lituano Matulionis y el bilbaíno Salgado, quien seguirá una campaña más bajo el techo del Bilbao Arena.

El austriaco, de 31 años y 1,95 de altura, está llamado a ser un complemento perfecto del director de Santutxu, con el que incluso podría coincidir en la cancha si el partido lo demanda. Así lo estima además la dirección deportiva, con Rafa Pueyo al frente. «Es un base alto y eso hace que en determinados momentos podrá jugar con Javi Salgado. Puede defender a escoltas y, en cuanto a su juego, es un buen organizador, toma siempre buenas decisiones y es un gran pasador. Tiene muy buena mano para la linea de tres puntos». De hecho, acredita un 32% de acierto desde la línea mágica en sus cuatro temporadas en la ACB. Los que le conocen aseguran que será un refuerzo magnífico para el Bilbao Basket en una categoría que conoce de sobra. Compitió dos cursos en la LEB Oro con el Andorra –entre 2012 y 2014– y logró además ascender a la Liga Endesa.

Promedios

Schreiner, que firma por una campaña y será presentado en agosto, ha jugado una media de 20 minutos en la ACB en la que ha promediado 5,1 puntos, 3,6 asistencias y 1,6 rebotes. El año del ascenso con el Andorra, el austriaco dejó una hoja de servicios de 8,2 puntos, 4,6 asistencias y un total de 11,9 de valoración. Números que hablan el lenguaje de la solvencia en una categoría en la que el Bilbao Basket espera permanecer el menor tiempo posible y regresar cuanto antes a la élite.

Ofertas encima de la mesa que esperan respuestas

El Bilbao Basket trabaja en la confección de la plantilla y ha realizado varias propuestas a jugadores con los que le gustaría contar en la LEB Oro. Ahora mismo aguarda respuestas de más de uno porque muchos contactados quieren apurar sus posibilidades de seguir o engancharse a la ACB. En cualquier caso, el club no descansa y sigue peinando el mercado en busca de piezas perfectas.

 

Fotos

Vídeos