Ángel Delgado deja de ser un hombre de negro

El mejor reboteador de la temporada regular deja el Surne Bilbao Basket y no estará a las órdenes del nuevo entrenador Jaume Ponsarnau

J. A. PÉREZ CAPETILLO

Era una noticia cantada. El pívot Ángel Delgado, el mejor reboteador de la temporada regular, deja el Surne Bilbao Basket y no estará como hombre de negro a las órdenes del nuevo entrenador Jaume Ponsarnau, que será presentado hoy jueves en el Bilbao Arena. La entidad bilbaína agradece a Delgado «su liderazgo y entrega en la cancha» y la afición también ha mostrado en las redes su cariño hacia un jugador que caló desde el principio por su esfuerzo cada vez que saltaba a la cancha.

Ángel Delgado ha jugado 34 partidos en esta última temporada, la única en el Bilbao Basket, con un promedio de casi 23 minutos en cancha, 11 puntos anotados por encuentro y nada menos que 8'5 rebotes. Su punto débil, ese que le martirizaba, ha sido cada vez que tenía que visitar la línea de los tiros libres -con el 37 por ciento-. Tras recalar en Bilbao desde el Estudiantes, el dominicano fue una de las piezas claves de Álx Mumbrú en una campaña en la que los hombres de negro lograron su objetivo de la permanencia sin agobios. Su tope de valoración fue en el encuentro ante el Lenovo Tenerife, en el que Delgado llegó hasta los 44 de valoración (27 puntos, 11 rebotes y 2 tapones). Ahí entró en la historia del club de Miribilla con ese récord. «Los últimos minutos fuimos un club de amigos del Bilbao Basket y de Ángel Delgado», llegó a decir Txus Vidorreta, técnico del Tenerife.

El pívot es pretendido por el Unicaja de Málaga, aunque antes se ha comprometido con el Reales de la Vega de su país, la República Dominicana, con el que jugará estos meses de verano. «Su hambre y ambición han ayudado a los hombres de negro a conseguir los objetivos de la temporada y luchar hasta el último minuto por lograr metas más altas», apuntaron desde el club, deseándole la mejor de las suertes en sus próximos proyectos deportivos.