Una derrota repetida

UCAM Murcia - RETAbet Bilbao Basket, en directo./
UCAM Murcia - RETAbet Bilbao Basket, en directo.

El Bilbao Basket prolonga su mala dinámica en Murcia, lastrado por sus errores y falta de confianza

Igor Barcia
IGOR BARCIA

¡Cómo empiezan a parecerse unos a otros los partidos del Bilbao Basket! Instalado en un bucle, sin encontrar la salida de emergencia, los hombres de negro calcan el planteamiento, nudo y desenlace de sus encuentros, donde repiten hasta los mismos errores que les condenan a la derrota.

Como si fuera una reedición del duelo europeo del miércoles ante el Lietuvos, el equipo de Carles Duran volvió a transitar por el mismo camino. Del inicio esperanzador se pasa a una desconexión total en el tercer cuarto que destroza cualquier opción de triunfo. Malas elecciones, precipitación, ansiedad en los ataques y continuas pérdidas que lastran cada vez más a un Bilbao Basket que quiere pero no sabe cómo. Y de esa pesada mochila que portan los hombres de negro en esta travesía del desierto que crece hasta nueve derrotas en los diez últimos encuentros se aprovechó ayer un también necesitado UCAM Murcia.

Los de Ibon Navarro, con su particular vía crucis en forma de cinco derrotas consecutivas, tampoco tuvieron que hacer demasiado para ganar el partido. Solo esperar a que el Bilbao Basket de desdibujara a medida que fue perdiendo fuelle y la ansiedad y la fatiga nublaron su mente. Eso y apretar la defensa en el tercer cuarto. Así de frustrante resultó la nueva derrota de los hombres de negro, que necesitan tomar aire cuanto antes para que ese 3-6 de balance en la Liga no agrave su debilitada salud.

82 UCAM Murcia

Hannah (6), Oleson (19), Rojas (5), Soko (20) y Tumba (2) -cinco inicial-, Alberto Martín (-), Benite (11), Kloof (12), Delía (7) y Lukovic (-).

71 RETAbet Bilbao Basket

Tabu (5), Redivo (5), Tomàs (17), Hervelle (5) y Gladness (8) -cinco inicial-, Ricardo Fischer (-), Hammink (4), Salgado (1), Mumbrú (17), Todorovic (7) y Vucetic (2)

Árbitros
Fernando Calatrava Cuevas, José Ramón García Ortiz y Alberto Sánchez Sixto. Sin eliminados.
Incidencias
Partido de la novena jornada de la Liga Endesa que se disputó en el Palacio de los Deportes de Murcia ante 5.389 espectadores. Los árbitros lucieron crespones negros por el fallecimiento del colegiado italiano Gianluca Mattioli, quien murió el jueves en Murcia víctima de una infección después de ingresar el martes en el hospital Morales Meseguer justo antes de dirigir el partido UCAM CB-AS Mónaco de la Liga de Campeones FIBA, en el que finalmente no participó al encontrarse mal.

Volvió a pasar. El primer cuarto del Bilbao Basket en el Pabellón Municipal de Deportes fue lo mejor del encuentro. Con las piernas y la cabeza fresca, el quinteto que presentó Duran rompió el partido en un santiamén. Dos triples de Hervelle y Redivo para arrancar, buenas defensas y un 2-12 que obligaba a Navarro a reunir a sus hombres junto a su banquillo para rediseñar el partido. De hecho, la primera canasta en juego del UCAM fue a los cinco minutos de partido, y las cosas no cambiaron, porque el RETAbet se fue hasta el 12-21, que los locales maquillaron con el 17-23 al final del primer cuarto.

Época de escasez

Pero los partidos no son plácidos para el Bilbao Basket en esta época de escasez. Siempre surge algún inconveniente para llevar la incertidumbre al grupo, para alterar su ritmo de juego. Los hombres de negro funcionan cuando están concentrados, metidos en el partido y tomando las elecciones correctas en ataque, pero cualquier detalle puede sacarles del carril y hacerles descarrilar.

Fue el caso de las faltas personales, que empezaron a llover en contra y provocaron que Redivo, Gladness y Hammink se colocaran con tres en un instante. Eso, en un grupo donde la carga de partidos obliga a dosificar mucho a sus piezas clave –lease Mumbrú, Hervelle, Todorovic o el propio Gladness– supuso un contratiempo más para Carles Duran, que vio cómo el Murcia, a base de tiros libres, se metía en el encuentro para llegar al descanso 40-42.

Con las piernas y la cabeza fresca, el equipo de Duran funciona bien

No había nada decidido, pero el Bilbao Basket hasta ese momento estaba en condiciones de pelear por la victoria. Pero llegó el hundimiento, una de esas desconexiones que tanto daño están haciendo al equipo, en forma de parcial demoledor en contra. 17-3 –un triple de Hammink evitó el cero– para pasar a un 60-50 al final del tercer cuarto. La secuencia de los últimos seis ataques de los hombres de negro resume lo vivido en la cancha. Pérdida de Tomàs, pérdida de Fischer, pasos de Mumbrú, falta de Hammink, pérdida de Hervelle y pérdida de Mumbrú. Brutal.

En esas condiciones anímicas, después de semejante mazazo, resulta complicado reengancharse al partido. Y a pesar de llegar a perder de 11 puntos el Bilbao Basket, tirando de orgullo –que nunca falta en este equipo a pesar de la adversidad–, llegó a colocarse a cuatro puntos y posesión con dos minutos por jugarse. Pero si cuando tienes el partido a tiro y a tu rival con dudas tu respuesta es perder dos balones en ataque, queda claro que no estás para nada. Sólo para resetear cuerpo y mente en busca de una victoria cada vez más necesaria. Para recuperar la confianza perdida y para sacar la cabeza en la clasificación, que empieza a apretar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos