Mumbrú: «Si pudiera volver atrás y ganar un título, sería cualquiera con el Bilbao Basket»

Álex Mumbrú./
Álex Mumbrú.

Álex Mumbrú se despide, entre lágrimas, del baloncesto en la sede de la ACB: «Me gustaría aportar mi experiencia como jugador en algún equipo»

JUANMA MALLO

Álex Mumbrú, el capitán del RETAbet Bilbao Basket, ha echado esta mañana el cierre a su larga carrera en la ACB, en la Liga Endesa. Se ha despedido en la sede de este organismo, como un grande, acompañado de muchos de los hombres con los que ha compartido vestuario en las 21 temporadas que ha estado en la elite: Juan Carlos Navarro, Roger Grimau, Sergi Vidal o Albert Miralles, entre otros. También estaban sus padres, su mujer y sus tres hijos. Ha repasado el alero catalán (39 años) su carrera, ha agradecido a todas las personas que le han respaldado durante tantos años, y también ha mirado a un futuro que pasa por los banquillos, para lo que ya se ha preparado. Pero en ese vistazo al pasado, se ha detenido en su último equipo. «Si pudiera volver atrás y ganar un título que no he ganado, sería cualquiera con el Bilbao Basket. Me hubiera gustado ganar algo también con ellos», ha confesado el exhombre de negro, que disputó una final de la ACB, y dos de la Eurocup con el equipo vizcaíno.

De la misma manera, ha expresado su deseo Mumbrú de seguir unido al baloncesto desde el banquillo. Y ha empleado una metáfora para anunciar su adiós a la que ha sido su vida durante las últimas tres décadas. «Llevo mas de treinta años botando un balón y, a partir de ahora, espero poder vivir sin hacerlo. Los que me conocéis sabéis que tendré otros retos, y ojalá que sean entre las canastas», manifestó el ya exjugador catalán, que el verano pasado se sacó el título de preparador. «Me gustaría aportar mi experiencia como jugador en algún equipo. Intentar formarme con entrenadores de calidad y poder aprender de ellos».

Mumbrú espera que se le recuerde como «un jugador que lo ha dado todo» por parte de los aficionados. «Y como un amigo» por parte de sus compañeros. «Con ellos hemos pasado buenos momentos juntos, hemos ganado cosas increíbles cuando nadie lo esperaba y hemos dejado el baloncesto muy arriba», ha añadido el barcelonés, campeón del mundo en Japón con la selección en 2006.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos