Un nuevo molde arbitral

Todorovic y Mumbrú protestan un decisión arbitral la pasada temporada. / E. C.

La ACB adapta su reglamento a las nuevas normas FIBA, que buscan un ritmo más ágil con el cambio en los pasos de salida y las antideportivas en transición

Iñigo Miñón
IÑIGO MIÑÓN

Nuevos tiempos arbitrales en la Liga Endesa, que este curso nace con novedades en el reglamento, adaptadas a las normas instauradas por la FIBA, centradas fundamentalmente en dos capítulos, el criterio respecto a los pasos y las faltas antideportivas en jugadas en transición. «Son cambios importantes y no va a ser una adaptación fácil, pero contamos con grandes árbitros que trabajan intensamente en su aplicación correcta y también con entrenadores y jugadores de primer nivel que sabrán adaptarse a las nuevas situaciones», reflexiona el director de arbitraje de la ACB, Francisco Monjas, consciente de que el inicio de la temporada conllevará dudas y controversia, fundamentalmente, en los llamados pasos de salida.

La gran novedad es que si un jugador recibe el balón en movimiento con un pie en el suelo el primer apoyo no cuenta, pudiendo realizar hasta dos pasos antes de soltar la pelota –la modificación reglamentaria no afecta si la recibe en estático–. Es lo que ahora se conoce como el ‘paso cero’, que antes se contabilizaba como el primero de los dos que puede dar el jugador, quedándose solo con otro más como único margen de movimiento. Esta variación favorece suertes del juego como los reversos y permite recibir con un pie en el aire y no botar antes de dar el primer paso.

«Las variaciones van a dar más dinamismo, se parará menos el juego», dice el excolegiado Luismi Corres

La medida acerca el baloncesto FIBA a la NBA. Según el organismo internacional, el propósito de la norma es «tener una regla común en todo el mundo que refleje mejor las jugadas en la pista». Y, según sus cálculos, esta medida incrementará los marcadores en una media de cuatro puntos por equipo, lo que juega a favor de un baloncesto más vistoso. «Hay otros cambios que critico, pero éste me gusta porque va a dar más dinamismo al juego, la norma va mejorando y se adapta a los tiempos», subraya el presidente de la Federación Alavesa de Baloncesto, Luismi Corres, con muchos años de arbitraje a sus espaldas.

Consciente, eso sí, de que los cambios «sembrarán dudas» en las primeras jornadas, en las que «todos tendremos que aprender un poquito». Dentro y fuera de la cancha. «El llamado ‘paso cero’ viene motivado en la acción de salida, que permite cambiar el pie de pivote, lo que obliga al defensor a trabajar más, a estar más activo y concentrado. Hasta ahora atacaba el pie contrario al de pivote y ahora el atacante tiene más variantes de salida. La nueva norma cambia el patrón defensivo. Incluso en zona, que se utilizaba muchas veces para ‘descansar’ un poquito. Ahora no se puede, la nueva variante en una acción al poste bajo te puede matar», explica Luismi Corres.

«Al principio habrá dudas»

«Y en un acción del centro del campo, un jugador con buenas condiciones se puede acercar mucho a la canasta con apenas un bote, lo que puede provocar muchas faltas antideportivas si sobrepasa al rival», precisa. Esa es la otra gran novedad del nuevo reglamento, que dice que cualquier contacto provocado por el defensor en transición sin intención de jugar la pelota será sancionado con dos tiros libres y posesión. Es decir, «cuando no disputas el balón y tu acción está destinada a cortar el juego con un contacto excesivo, aunque no seas el último», resume el excolegiado alavés.

Se trata de evitar las llamadas ‘faltas tácticas’, según un argot heredado del fútbol. A su juicio, esta norma «beneficia el juego, busca parar menos, lo que repercute en una mayor emoción». Además, la nueva normativa eliminará del partido al jugador que suma una antideportiva y una técnica, no como hasta ahora, que tenía que acumular dos de alguna de las dos infracciones.

«Al principio habrá dudas, pero a mí me gustan los cambios», insiste Luismi Corres. «Se trata de acostumbrarnos, como cuando varió el campo atrás. Ahora se pitarán menos pasos, cuando los haya van a ser muy claros, y un jugador con técnica se pensará mucho hacer una antideportiva. Será todo más dinámico», concluye.

El estamento rejuvenece

La comisión técnica del Departamento Arbitral de la ACB ha decidido el ascenso a la Liga Endesa de cinco jóvenes colegiados procedentes de las categorías federativas: Esperanza Mendoza Holgado (33 años), Alfonso Olivares Iglesias (25), Arnau Padrós Feliú (30), Alberto Sánchez Sixto (28) y Javier Torres Sánchez (30). Los cinco formaban parte del grupo que dirigió partidos de los Circuitos de Pretemporada Movistar de Moralzarzal y Logroño, donde el Departamento Arbitral realizó sesiones de formación y supervisión de colegiados de la Federación Española. En la otra cara de la moneda, la ACB ha decidido, por decisión técnica, no renovar el contrato de Anna Cardús (47 años, 15 temporadas en la Liga), Juan José Martínez Díez (45 años y 16) y Miguel Ángel Pérez Niz (49 años y 14).

Fotos

Vídeos