El Correo
Bilbao Basket

Fin de curso para el Bilbao Basket

  • Tutea al Baskonia hasta que su físico le permite y Miribilla reconoce su esfuerzo en la despedida

Adiós al baloncesto en Miribilla. Pasarán más de cuatro meses hasta que regresen los hombres de negro a verse con su público, fiel, generoso, agradecido pese a la decepción de culminar un año sin ninguno de los objetivos marcados. Algunos no estarán, llegarán caras nuevas, el ciclo de la vida deportiva. Era el derbi un colofón con más que ganar que perder a nivel de imagen. Si le hubiera hincado el diente el Bilbao Basket al Baskonia por cuarta vez seguida en el botxo, éxtasis en las gradas.

No se dio el otro extremo, que el poderoso conjunto de Euroliga, por plantilla, repercusión y adopción le pintara la cara. Así que se dio por bueno el esfuerzo supino desarrollado por un conjunto que pese a llegar justito de todo al baile de final de curso no dio su brazo a torcer, se desenvolvió con un ego a prueba de atropello retrasando cuanto estaba en su mano claudicar, como figuraba en el guion presentado para su aprobación previa.

Un partido en el que nadie regaló nada. Habrá sido de los pulsos entre bilbaínos y vitorianos con un rango de anotación más bajo, lo que habla mucho y bien de los gladiadores de ambos bandos que se dejaron la piel sobre el parqué. Fue fantástico para los de Sito Alonso que el listón de la permisividad dibujara un arco. Mejor para ellos cuando los contactos surgían en la zona combada. Nada que objetar a su capacidad para competir, aunque en ocasiones se dejaran parte del dominio en el trayecto por jugar a lo que buscaban los anfitriones, una apuesta más por el corazón que por la cabeza, aunque la mantuvieron más o menos amueblada los de Duran a lo largo de los últimos cuarenta minutos de la temporada como locales.

Grandes momentos hasta el descanso de dominio casi total de Eric y Buva en el poste bajo, vulnerado una y otra vez Voigtmann. La casta era un argumento con el que el RETAbet trataba de equilibrar una balanza con una aguja incapaz de marcar la simetría. Mendia le sacaba un rebote a Shengelia antes de buscar un mate frente a un interminable Diop. No arrugarse era una condición fundamental y el Bilbao Basket no lo hizo.

Pico y pala

Sin miedo en un primer cuarto con una horquilla entre una ventaja de seis puntos y una demora de uno. Un equipo de casa mucho más jugón, entendido como buscador de la mejor opción, labrada a pico y pala, sin el consuelo del recurso del triple, prácticamente secundario. Otro indicio de que a falta de saber hasta dónde llegaría la energía había confianza en competir, en contestarle al Baskonia cada posesión.

Los del Buesa tampoco tenían, al inicio, su día desde el perímetro, aunque dos aciertos de Larkin y Beaubois les permitieron las primeras ventajas testimoniales. El público apretaba. Había recibido a Sito Alonso como nunca antes se había visto en el botxo, ni individual ni colectivamente. Sentenciado en lo social, el técnico supo también jugar con los sentimientos, esta vez tan encontrados. Aunque fuera su habitual proceder, no da puntada sin hilo. El comentario a los árbitros, incluso después de decisiones favorables, la tardanza en la vuelta de los tiempos muertos, aspavientos y demás lenguaje corporal. Con 9.000 aficionados tan pendientes de él, y sabiéndolo, tenía claro que su rutina iba a ser diseccionada y con ellos los ánimos se alterarían, lo que retornaba a la pista con un aumento de la tensión para los jugadores, de por sí eléctricos dada la ocasión.

Fue parte del ideario con el que el Baskonia endureció aún más su defensa -lo que debía hacer ante la pasividad arbitral para sancionar los pasamanos más que contactos- y que llevó al Bilbao Basket a su primer estado de indefinición.

El luminoso no mostraba escapada alguna, pero el aro se estrechaba por momentos a ojos de los hombres de negro, que tardaron casi seis minutos en acompañar con una bandeja de Mumbrú dos tiros libres previos anotados por Borg. El parcial sólo creció hasta el 0-8 pero fatigó demasiado a los de Duran. Un gorrazo impresionante del sueco a Larkin despertó la aletargada ambición y con un ejercicio muy meritorio de voluntad el RETAbet se mantuvo en el partido.

Pérdida de fuerzas

Saltaban chispas porque Martín Bertrán así lo quiso, enfurruñado porque su designación no había hecho precisamente feliz al anfitrión. Se encararon Hervelle y Beaubois y apareció Tillie con la cerilla cuando unos y otros ya habían separado a los recalentados jugadores. Falsa alarma, afortunadamente. El colegiado principal, con una memoria selectiva tremenda, esperó al belga para colocarle una antideportiva cuando protegía la bola de los contactos de Shengelia. Y siguió intentándolo el Bilbao Basket, pero ya se veía que la chicha aflojaba,mientras el Baskonia sabía perfectamente qué hacer para evitar los remolinos y seguir avanzando.

Llegó el último cuarto y Tabu lideró cuanto pudo a los suyos en busca del sueño. Anotó, robó el saque posterior y permitió la última ventaja local (53-52). Pero era su equipo un bólido con los neumáticos ya sin caucho. Una pena porque en San Pablo el Betis se iba alejando del Andorra dando forma al último deseo del reo. Se excedió el base belga, le cayó la cuarta falta y los de Sito Alonso sacaron la puntilla. Tacada de 1-11 y la cuesta acabó por ser imposible de coronar. Colorín, colorado y finde de despedida en Las Palmas.

Directo

RETABET BILBAO BASKET 64 - 75 BASKONIA

Nosotros ponemos aquí el punto final a esta narración. Gracias por habernos acompañado un día más. Un saludo!! Agur!!

En Bilbao Basket, Buva ha sido el más destacado. 15 puntos anotados y 18 de valoración.

Rodrigue Beaubois, con 18 puntos, ha sido el máximo anotador. Voigtmann fue el más valorado, con 20.

Baskonia, por su parte, tiene al alcance de la mano ser cabeza de serie tras imponerse hoy en la cancha bilbaina.

Los hombres de negro se despiden de Miribilla por esta temporada con derrota, un resultado que les deja sin opción de play-off

Poco juego en el partido, bastante trabado sobre todo en esta segunda mitad.

RETABET BILBAO BASKET 64 - 75 BASKONIA

FINAL DEL DERBI EN MIRIBILLA

Shengelia con el balón... no lo va a jugar...

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate